Rafa Nadal: El mejor deportista español

Más tranquilo después del éxito tras la final en Roland Garros, París, en la que enfrentó a Novak Djokovic, número uno del mundo, Nadal nos abrió las puertas de su casa, en exclusiva, desde Mallorca

Rafa Nadal: El mejor deportista español
Fundación Rafa Nadal fue creada en 2008 por el tenista y su madre, Ana María Parera.

Detrás de este deportista de élite se esconde un ser humano de lo más normal, muy familiar y amiguero, disfruta de las pequeñas cosas y el poco tiempo libre lo pasa junto a su mujer, María Francisca Perelló, con la que cumplió su primer aniversario de boda. 

*Con 13 copas de Roland Garros y 20 Grand Slam hace que se corone como el mejor deportista español de todos los tiempos. 

¿Qué sensaciones tuviste en la final que se vivió en Roland Garros? 

Las sensaciones fueron buenas y mejoraron aún más en la competición. Era un torneo muy distinto a los anteriores por muchos motivos. La final fue distinta a la esperada por tantos, pero creo que, humildemente, jugué un muy buen partido. Me siento muy agradecido por tantas felicitaciones. Con Novak hablé sólo en la pista y me felicitó por el torneo. Tenemos una buena relación. 

¿Sigues teniendo retos deportivos? ¿Has pensado en hijos últimamente? 

Sí, claro que tengo retos, competir mientras me sea posible e intentar ganar títulos. Nunca pensé que haría lo que por el momento he conseguido. Claro que no es fácil. Por lo que se refiere a niños, la verdad es que me encantan y claro que me gustaría. La verdad es que pensé siempre en tenerlos cuando me retirase, pensando que con 30 años ya estaría retirado… Pero aquí sigo. 

 

¿Cómo te ha afectado en lo personal y profesional, la pandemia? 

La pandemia nos ha afectado a todos y a la gran mayoría de manera negativa. La principal preocupación es la salud de las personas; hay muchos millones de personas que fallecieron en el mundo. En España se habla de más de 60 mil personas y eso es una barbaridad. Por tanto, lo vivido personal-mente es siempre relato. En mi caso tuvimos que parar toda actividad y quedarnos encerrados en casa, soy una persona muy activa y el tiempo pasaba lentamente. Me ha afectado en lo deportivo porque no pudimos competir. Mi último torneo fue en Acapulco, torneo que adoro, y desde ahí hasta Roma que se disputó en septiembre. El cuerpo cambia y es como si se oxidase y mentalmente no era fácil estar en esa situación. Recuperar lleva su tiempo. Para un deportista se hace difícil, pero todo es relativo.

Descubrimos tus dotes culinarios, tus partidos improvisados con tu hermana Maribel, tu faceta más solidaria con Pau Gasol... Disfrutar cosas que no eran habituales antes de la epidemia. ¿Esto ha sido el lado positivo? 

Creo que la pandemia no me ha traído nada positivo en particular. Sí hemos podido ayudar a gente necesitada, se tuvo que hacer público para que los deportistas españoles nos uniéramos y recaudáramos casi 14 millones de euros junto a Cruz Roja con el programa Cruz Roja Responde. Es cierto que en casa tuve la ocasión de cocinar más de lo habitual, no porque no me guste sino porque estoy poco por los torneos. 

Conocimos tu faceta altruista, como el programa Cruz Roja Responde. ¿Qué más proyectos han llamado tu atención y apoyo? 

Precisamente hace 10 años creamos la Fundación Rafa Nadal, es una manera de hacer cosas para ayudar a aquellos que más lo necesitan. Hoy en día mi mujer es la directora de la fundación y hacen un gran trabajo. Empezó con un proyecto en India y ahora sus esfuerzos están enfocados en España, en concreto en Mallorca. Allí incluso tenemos una escuela y hay niños que consiguen mediante el deporte integrarse en la sociedad mas fácil. 

¿Cuáles son las líneas de actuación de la Fundación Rafa Nadal? 

Trabajamos en tres ámbitos, siempre con el deporte como eje: integración social de menores vulnerables, atención a jóvenes con discapacidad intelectual y promoción del talento deportivo y académico. En los tres casos, nuestro objetivo es promover la igualdad de oportunidades. Queremos evitar que su vida esté determinada por la situación económica de su familia, por su origen, por si tienen alguna discapacidad... Les ofrecemos las herramientas para que puedan desarrollarse personal y socialmente. 

¿Cuáles son los proyectos más destacados de la fundación?

En España tenemos dos centros Fundación Rafa Nadal, en Palma de Mallorca y Valencia, donde llevamos a cabo el que es quizá uno de los proyectos más significativos de la fundación. Están ubicados en zonas desfavorecidas y con una población con pocos recursos. Allí, por las tardes al salir del colegio, atendemos a niños y niñas del barrio y sus familias. Hacen actividades deportivas, y también les damos refuerzo escolar y atención psicológica. También tenemos una escuela en India, NETS (Nadal Educational Tennis School), allí a través del tenis les transmitimos aprendizajes y valores positivos. Les damos formación académica, una comida diaria y revisiones médicas. Luego tenemos el proyecto Más que Tenis dirigido a chicos con discapacidad para que practiquen tenis, tenemos más de 20 escuelas repartidas por diferentes comunidades del país, y el programa de becas Study and Play. En total atendemos cada año a casi 900 niños y jóvenes. 

Así de pronto se nos ocurre que puedas descansar con tu familia en las playas de Acapulco, ¿qué te parece la idea? 

Acapulco me encanta y el torneo es uno de los mejores del año. Sin duda en el que mejor estamos tratados y ese siempre lo agradezco públicamente porque se merecen todas las alabanzas. A México también voy a otros lugares, soy parte propietario de un hotel en Cozumel y me encanta ir. También en Costa Mujeres tenemos un centro de tenis y he tenido la posibilidad de estar ahí. Hay muchos sitios de México que aún me quedan por visitar y me encantaría ir pronto. 

Por Verónica Benjumeda


Compartir