¿Cuál es la verdadera historia de Santa Claus? Te sorprenderá su origen

Al parecer, la figura del hombre de edad avanzada que premia las buenas acciones de los niños tiene un origen un poco extraño

¿Cuál es la verdadera historia de Santa Claus? Te sorprenderá su origen
La figura de Santa Claus es muy conocida en el mundo por su generosidad con los niños. Foto: Especial

La figura de Santa Claus es muy conocida en el mundo por ser un hombre mágico y generoso que premia a los niños, que se portaron bien durante todo el año, con los juguetes de su preferencia.

Este señor de avanzada edad, bonachón, feliz y regordete que trabaja en el Polo Sur con su ejército de duendes, en la fábrica de juguetes, fue creado originalmente como juez de los adultos y no de los menores de acuerdo con historiadores. 

Sin embargo, esto se modificó con el tiempo para que afectara a los niños. Algo conveniente para los adultos, quienes tienen una gran cantidad de malas acciones que seguramente merecerían un castigo. 

Origen de este cambio 

Durante el siglo XIX los líderes cristianos de Estados Unidos habían prohibido las celebraciones religiosas de la Navidad por considerarlas antibíbilicas y paganas. Sin embargo, la gente aún quería festejar, así que el 25 de diciembre los trabajadores se emborrachaban y se dedicaban a saquear algunas ciudades.

Sin embargo, estas "fiestas" se terminaron cuando algunas personas crearon la Sociedad San Nicolás de Nueva York con la que cambiarían el mundo con dos breves poemas, de acuerdo con Gerry Bowler, autor del libro Santa Claus: A History (una historia sobre Santa Claus).

Para lograr su objetivo, esto la Reforma Protestante introdujeron la imagen de un hombre llamado Sinterklaas, el cual usaba una mitra roja de obispo y llevaba una barba blanca como la nieve, haciendo alusión a San Nicolás, un griego del siglo III que vivía en lo que hoy es Turquía. 

Las historias que se relatan de Nicolás era un hombre que era famoso por sus altercados, pero también por ser generoso con los niños. De acuerdo con uno de los tantos relatos que de él se hablan, se dice que en una ocasión depositó, a través de una ventana, tres bolsas de oro para salvar a las hijas de un hombre, que no tenía dinero y temía que sus hijas terminaran en las calles. 

Sus buenas acciones fueron las que le dieron a este personaje un lugar entre los santos durante la Edad Media. Tras recordar a Sinterklaas los protestantes decidieron que sería la imagen perfecta para la Navidad, pues le darían un sentido familiar, y con ello terminar con las malas costumbres (aja) de la época. 

Con información de CNN

 


Compartir