Aprendiendo a amarme

Mylen Saadia se ha convertido en una inspiración para aquellas personas que luchan cada día con la idea de aceptar su cuerpo tal y como es

Aprendiendo a amarme
EXPERIENCIA. En su libro relata cómo fue su proceso de aceptación. Foto: JDS Agencia

Mylen sufrió un accidente en el que su cuerpo se quemó en 30 por ciento, dejando cicatrices tanto físicas como en el alma. Sexóloga de profesión, logró reconectarse a través del amor propio con la vida, siendo una inspiración para muchas personas que luchan con la aceptación. Así fue como escribió 'Los 7 villanos que no te dejan disfrutar del sexo y cómo vencerlos'.

 

¿Por qué decidiste escribir un libro sobre sexualidad?

Después de sufrir el accidente, aprecié lo importante que es sentirte bien y valorar lo que tienes, además que fue precisamente la aceptación a través de la sexualidad, lo que me llevó a reconectar con la energía de vida, sentirme plena, feliz, merecedora del placer.

¿Cómo influyó en tu aceptación personal el hecho de tener quemado más de 30 por ciento de tu cuerpo, después de tu accidente?

Fue muy difícil enfrentarme por primera vez al espejo, y ver un cuerpo y un rostro desfigurado. Pasé algunos años avergonzada de mis cicatrices, y con temor de que la gente las viera, por lo que las cubría. Sin embargo, hice las paces con ese espejo, y logré aceptarme tal cual soy, batalla que llevaba cargando incluso antes de mi accidente, quejándome constantemente de aspectos de mí persona y mi cuerpo que no me gustaban. El accidente me ayudó a enfrentarme con la realidad y poner en perspectiva las cosas que realmente son importantes, incluyendo la búsqueda de la belleza y la estética.

¿Qué se define por una vida sexual saludable?

Conciencia de tus deseos, necesidades y las de tu pareja. Consenso donde ambas partes estén de acuerdo y se respeten. Interés por conocer del tema con información adecuada y certera, libre de tabús. Congruencia con lo que sientes, piensas y haces. Conexión con tu cuerpo, tus sentidos y el momento presente. Libertad de poder expresar tu sexualidad como lo desees, sin lastimar ni obligar a nadie.

¿Crees que en México nos falta educación sexual?

Sí, por su puesto. Los programas de educación sexual son escasos y los que hay están enfocados a la prevención de embarazos no deseados y de enfermedades sexuales, provocando miedos; es necesario educar e inspirar una sexualidad positiva, enfocada en la responsabilidad, el respeto, la toma de decisiones adecuadas y la construcción de una autoestima para empezar una vida sexual en plena conciencia de la decisión, con las herramientas e información adecuadas, sin prisa por presiones sociales.

En tu libro hablas de siete villanos que nos impiden disfrutar una sexualidad plena, ¿cuáles son?

El del espejo, de la monotonía, del control, de los pensamientos, del contexto, de las emociones y del miedo.

¿Cómo detectar cuando se tiene un problema que no se puede resolver con un libro, y que requiere atención de un especialista?

Si llevas años batallando con tu sexualidad, ya sea por exceso o por falta de ella, si crees que no eres suficiente. Si lo único que escuchas es que las demás personas hablan del sexo como algo maravilloso y para ti es una pesadilla o lo último en tu lista de prioridades. Si se ha vuelto motivo de peleas constantes, si tienes miedo, si no te gusta lo que ves de ti. Si evitas a tu pareja porque te sientes constantemente criticada, rechazada o tienes miedo de que se enoje.

 


Compartir