COLUMNA INVITADA

AIFA

El aeropuerto con tres pistas de concreto hidráulico cuenta con la infraestructura necesaria para fortalecer la oferta aeroportuaria del país

OPINIÓN

·
Gerardo Fernández Noroña / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

1. El racismo, el clasicismo, la majadería y la ignorancia ha sido la constante de quienes pretenden criticar la culminación del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles

2. Lo que las fuerzas armadas, el pueblo uniformado, hicieron, es una hazaña. En poco más de dos años construyeron un aeropuerto internacional extraordinario.

3. Si bien es cierto que en diciembre del 2018 el compañero presidente López Obrador dio instrucciones para la construcción del aeropuerto en la base militar de Santa Lucía, no es menos cierto que hasta octubre del 2019 pudo iniciar la obra después de superar una gran cantidad de amparos interpuestos por el señor X Junior -Claudio X González-.

4. En poco más de dos años, con un costo apenas superior a los 75,000 millones de pesos, las fuerzas armadas volcadas en tareas de paz, han entregado dos aeropuertos: la base militar de Santa Lucía y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

5. El aeropuerto con tres pistas de concreto hidráulico cuenta con la infraestructura necesaria para fortalecer la oferta aeroportuaria del país. Consta de una ciudad para las fuerzas aéreas mexicanas y con varios museos en su interior: el del mamut, el del Tren Olivo -qué fuera tren presidencial durante principios del siglo XX- y el de la Fuerza Aérea. Tiene también un hotel y una extraordinaria vialidad para su acceso y la posibilidad de crecer los próximos 50 años, incluyendo la proyección de dos nuevas pistas.

6. Cuenta además con una sala alusiva al general Felipe Ángeles dentro del propio aeropuerto y con instalaciones espléndidas, donde sobresalen sus baños temáticos que son espectaculares.

7. El aeropuerto en el lago de Texcoco era una obra irresponsable, sin planeación y onerosa. Ni siquiera había certeza de terminar la primera etapa en 2024 y su costo alcanzaría 400,000 millones de pesos solo para su primera etapa y, 200,000 millones de pesos más en la segunda.

8. El daño ambiental que generaría el aeropuerto en el lago de Texcoco al construirse en el vaso regulador del lago en el Valle de México y que implicaba secar el lago Nabor Carrillo ¡era monstruoso!

9. Sumado a lo anterior, la construcción del aeropuerto en el lago de Texcoco implicaba la destrucción del aeropuerto internacional Benito Juárez y del aeropuerto militar de Santa Lucía.

10. No existía vialidad alguna ni solución al problema de abasto de agua y de residuos sólidos. El verdadero negocio era no sólo la construcción y el mantenimiento muy oneroso del aeropuerto, sino la construcción de un nuevo Santa Fe en lo que hoy es el aeropuerto internacional Benito Juárez.

11. Baste mencionar que al momento de su suspensión en 2018, el aeropuerto en el lago de Texcoco llevaba invertido 60,000 millones de pesos y ni siquiera se habían acabado la construcción de las tres pistas. Vuelvo a recordar que el Felipe Angeles costó -todo el aeropuerto-, poco más de 75,000 millones de pesos. Para una valoración sólida y contundente del acierto de la suspensión de esa obra lesiva a los intereses nacionales, lean el libro “La cancelación”, de Javier Jiménez Espriú.

12. Cierro planteando que el racismo clasismo y majadería mostrada por un sector de la población es vergonzoso. Centrar la discusión en la venta de doraditas -que confunden con tlayudas- ubican el ínfimo nivel de crítica y la necedad al descalificar tan importante obra de infraestructura.

13. Antes se robaban el dinero, hoy se entregan obras impresionantes y hay quienes parecen extrañar a quienes les robaban, se burlaban de ellos y los despreciaban. ¡Qué cosas!

POR GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA
DIPUTADO DEL PT
@FERNANDEZNORONA

SIGUE LEYENDO

Son culebras, no borregos

Guerra de Rusia-Estados Unidos

El INE al chipotle

PAL