CUARTO DE GUERRA

#UDLAPLibre

Desde hace más de siete meses, la UDLAP se encuentra secuestrada por el gobierno de Puebla y por un grupo de abogados que mal asesoraron al gobernador Luis Miguel Barbosa

OPINIÓN

·
Gerardo Rodríguez / Cuarto de Guerra / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Hace dos semanas un colega del Laboratorio de Análisis de Organizaciones y Movimientos Sociales de la UNAM contactó a un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) para documentar y asesorar a este movimiento universitario. Este investigador lanzó la siguiente frase “son los universitarios como ustedes de la UDLAP y otras instituciones los únicos que están confrontando abiertamente al poder del Estado”.

El colega de la UNAM por supuesto quiere alentarnos a seguir en la lucha. Sin embargo, su análisis es parcialmente correcto. Las feministas, periodistas independientes, académicos, líderes sociales y comunitarios también están levantando fuerte la voz en contra de gobiernos y políticos autoritarios.

Desde hace más de siete meses la UDLAP se encuentra secuestrada por el gobierno del estado de Puebla y un grupo de abogados que mal asesoraron al gobernador Luis Miguel Barbosa en el sentido que si tomaban las instalaciones del campus, con el apoyo del poder judicial del Puebla, podrían extorsionar a la familia Jenkins para obtener una ganancia millonaria o apropiarse de una universidad de excelencia internacional.

Barbosa y los abogados que contrató no han logrado su objetivo. Por el contrario, han unido más a la comunidad UDLAP. El movimiento de la UDLAP sigue creciendo, no queda duda. El pasado viernes marchamos 9.6 kms más de 5,000 miembros de la comunidad desde el plantón permanente en la UDLAP hasta la plaza central de Puebla. Las consignas fueron muy fuertes en contra del gobernador Barbosa y retumbaron en todos los edificios del centro histórico en donde se sumaron estudiantes de todas las universidades de Puebla.

Armando Ríos Piter hizo bien en empezar a deslindarse, aunque en su cuenta de twitter sigue ostentando el cargo ficticio de “Rector de la UDLAP”. Mucha gente que me hablaba bien del exsenador saben que el rector espurio cometió un grave error en aceptar el encargo ilegal que le ofreció Barbosa y su abogado asesor. A Ríos Piter ya le está costando mucho en su imagen pública prestarse a esta farsa.

La comunidad UDLAP nunca ha aceptado ninguna instrucción del ex senador, él no toma ninguna decisión académica, escolar ni financiera. La UDLAP sigue leal al liderazgo de la rectora Cecilia Anaya que mantiene el prestigio, acreditaciones internacionales y matrícula de estudiantes.

El gobierno de Barbosa no podrá silenciar a los miles de universitarios de todo el país que se suman a este movimiento. Cito a un alto funcionario del gobierno federal “Barbosa es una piedra en el zapato para el Presidente”. El viernes pasado en Tlaxcala el presidente Andrés Manuel López Obrador ya se topó con estudiantes de la UDLAP, la avenida Reforma en la CDMX fue tomada por algunas horas y en un evento del canciller Marcelo Ebrard se apersonaron profesores y estudiantes.

El Poder Judicial de la Federación debe hacer valer sus exhortos en favor de la UDLAP y los actores políticos para convencer al gobernador de Puebla que deje esta batalla perdida. La historia no lo absolverá si persiste. #UdlapLibre

Agenda estratégica: Recomiendo los reportajes de la revista Proceso y las columnas de Ricardo Raphael para entender el conflicto por la UDLAP.