PERISCOPIO

Peones azules de la cuatroté

El PAN, la segunda fuerza política del país, sin querer queriendo, asumirá el papel de tonto útil a cambio de unas mesas de diálogo

OPINIÓN

·
Raymundo Sánchez Patlán / Periscopio / Opinión El Heraldo de México

De dos bandas va la estrategia de Palacio Nacional para desactivar a opositores externos e internos de cara a la sucesión presidencial de 2024. La punta de lanza es nada más ni nada menos que el Partido Acción Nacional, segunda fuerza política del país que, sin querer queriendo, asumirá el papel de tonto útil a cambio de unas mesas de diálogo que sólo le garantiza ser escuchada, más no tomada en cuenta.

 La primera banda va con dedicatoria al líder de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, aspirante presidencial que, hasta antes de la llegada de Adán Augusto López a la Secretaría de Gobernación, podía ufanarse en la cuatroté de ostentar el monopolio del diálogo, la conciliación y la construcción de acuerdos con la oposición. Eso cambió el 6 de diciembre pasado, cuando el mandamás del Palacio de Covián se reunió, por instrucciones del presidente Andrés López Obrador, con el diputado panista Santiago Creel, dejando atrás la política de cero diálogo con opositores, sello de los tres primeros años de este gobierno.Días después recibió al dirigente nacional del PAN, Marko Cortés; sus coordinadores en el Senado y San Lázaro, Julen Rementería y Jorge Romero, respectivamente; y los gobernadores de Durango, José Rosas Aispuro, y de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, a quien los diputados de Morena y aliados desaforaron en abril de 2021 por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Es decir, Adán Augusto arrebató a Monreal el diálogo con los opositores mayoritarios, los cuales han bajado el tono de sus críticas hacia el lopezobradorismo e, incluso, vía Julen Rementería, se negaron a respaldar la desaparición de poderes en Veracruz, empujada por el monrealismo, tras la detención del secretario técnico de la Jucopo, José Manuel del Río Virgen. 

La segunda banda va precisamente hacia la coalición Va por México, integrada por PAN, PRI y PRD. Al abrir las puertas de Gobernación a los azules, el gobierno mete una dosis de cizaña y desconfianza en sus aliados tricolores y amarillos. 

Sobre todo, porque en las mesas abordará las reformas eléctrica y electoral. ¿Qué puede lograr el panismo en las oficinas del secretario Adán Augusto que no pueda conseguir en el debate legislativo con el apoyo de sus aliados?, se preguntan priistas, perredistas y hasta militantes del albiazul. Sin descalificar el diálogo entre poderes como vía para el avance del país, la duda les corroe porque, siendo honestos, el panismo no ha logrado quitarse el sambenito de las “concertacesiones” durante el salinismo. Y es un hecho que, si los tres alegres aliados pretenden competir juntos en la presidencial de 2024, la confianza debe mantenerse íntegra. 

Eso implica no hacer cosas buenas que parezcan malas. 

••• EN EL VISOR: Cedió el gobierno de Cuitláhuac García. Tras una recomendación de la CNDH, anunció que enviará una iniciativa al Congreso de Veracruz para derogar el delito de ultrajes a la autoridad, con el que se ha encarcelado a opositores y críticos a su gobierno. Gana la ciudadanía. 

POR RAYMUNDO SÁNCHEZ PATLÁN
RAYMUNDO@ELHERALDODEMEXICO.COM
@R_SANCHEZP

MAAZ