CRUZ Y GRAMA

¿Reabren las llaves de moches en Edomex?

El PAC, que logró desaparecer Morena con su mayoría en la Legislatura local mexiquense anterior, está a debate, para volver a reinar

OPINIÓN

·
Hugo Corzo / Cruz y Gama / Opinión El Heraldo de México

Hay un chiste local entre la grey legislativa del Edomex, el cual reza que el extinto Programa de Apoyo a la Comunidad (PAC) debió tener otro nombre: Programa de Actos Anticipados de Campaña (PAAC), puesto que la opacidad con que se rige y la laxitud de sus reglas permitía que este recurso fuera caja chica para financiar aspiraciones.

En otras palabras, el PAC era un programa que permitía la entrega de recursos y materiales de construcción a comunidades. Era una especie de financiamiento consentido por los órganos de fiscalización y del cual se servían funcionarios públicos para favorecer a discreción a la gente, además de ser el caldo de cultivo idóneo para triangular los famosos moches.

Así que el PAC, que logró desaparecer Morena con su mayoría en la Legislatura local mexiquense anterior, está a debate, para volver a reinar desde las curules del Palacio Legislativo de Toluca.

Actualmente, hay una airada discusión entre los grupos legislativos de PRI, PAN y Morena por regresar o no los 2.5 millones de pesos que cada diputado y diputada tenían al año, para los Apoyos a la Comunidad. El asunto es que ahora, con la pérdida de fuerza de Morena en el Congreso mexiquense, el tema está caliente.

A quien no le gusta ni tantito el asunto es al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ya advirtió –en su conferencia matutina del martes– del riesgo de reabrir esta caja de pandora. Dijo que, para tener sus futuros votos asegurados, los congresos locales entregan cantidades excesivas a sus miembros, “eso sobre todo en el Estado de México: a cada legislador (dan) un presupuesto para entregar materiales de construcción. ¿Qué tiene que ver un legislador con entregar materiales de construcción si su función es legislativa?”, reclamó sin reclamar, como hace el Presidente.

La línea está claramente marcada: Morena tiene la instrucción de mantenerlo extinto, mientras que los demás buscan reactivarlo. Sobre todo ahora que, tras la elección pasada, se le pudieron quitar curules, municipios y, en suma, votos al partido de moda.

AL PIE DEL CAÑÓN

A diferencia de lo que en algunas entidades que renuevan gobierno el próximo año está ocurriendo, en Querétaro el gobernador Francisco Pancho Domínguez sigue trabajando como si fueran los primeros meses de su administración.

Fiel a su estilo, sigue trabajando a pesar de que al sexenio le quedan unos cuantos días. La semana pasada, tras asistir a la toma de protesta de la gobernadora de Chihuahua, su compañera de partido, Maru Campos, regresó en seguida a la entidad para continuar con el cierre de la administración. Dicen que por ese fuelle es que fue considerado, por más de cinco años, como uno de los gobernadores más populares y generadores de confianza entre la ciudadanía.

Esta valoración fue refrendada en septiembre –el último mes de su mandato– colocándose en primer lugar nacional en ambos rubros: en confianza y en popularidad.

POR HUGO CORZO
HUGO@ELHERALDODEMEXICO.COM
@HUGO_CORZO

dza