IT'S THE BEAT

Lollapalooza 2021 marcó el regreso de los eventos masivos

Entre las condiciones para entrar estaban presentar certificado de vacunación completo, prueba COVID negativa que no tuviera más de 72 horas

OPINIÓN

·
Majo Montemayor / It's the beat / Opinión El Heraldo de México

El festival Lollapalooza marcó el regreso de los eventos masivos en Estados Unidos, con más de 100 mil asistentes en cada uno de los cuatro días que duró el festival que se llevó a cabo el fin de semana pasado en el Grant Park, donde se presentaron artistas como: Foo Fighters, Post Malone, Miley Cyrus, Marshmello, Illenium, Limp Bizkit, Alison Wonderland, Slander, Oliver Heldens, Cash Cash y muchos más. 

A pesar de que Chicago tiene una tasa de vacunación bastante alta, con el 58.6% de sus habitantes inmunizados con las dos dosis, la variante Delta sigue acechando y mucha gente mostró preocupación por las implicaciones a la salud que tendría el juntar a tantas personas en este festival. Sin embargo, los organizadores tomaron medidas para evitar el contagio durante ese fin de semana. 

Entre las condiciones para entrar estaban presentar certificado de vacunación completo, prueba COVID negativa que no tuviera más de 72 horas y posteriormente, para los últimos dos días del festival, pidieron a los asistentes utilizar mascarillas cuando estuvieran en espacios cerrados; sin embargo, estando en lugares abiertos no era necesario el uso de cubrebocas ni mantener sana distancia.

Si este evento sale bien, y en las próximas semanas no suben las tasas de contagio, podríamos ser testigos de cómo los festivales y los eventos a gran escala podrían por fin regresar, después de año y medio de ausencia. 

A pesar de las opiniones dividas que hay al respecto; algunos pidiendo que sea obligatoria la vacuna para entrar a estos espectáculos, y otros tantos con indignación porque se piense en hacer eventos masivos en este momento; la realidad es que la industria ya necesita que el mundo vuelva a girar, y si Lollapalooza lo hizo bien, y no se registran contagios derivados de ese fin de semana, ya no habría motivos para seguir posponiendo los eventos a gran escala; al menos en Estados Unidos.

Por otro lado, en Europa las cosas parecen ser distintas, a pesar de que el SAGA Festival ya tiene luz verde para realizarse del 10 al 12 de septiembre en Bucarest; en otros países están pidiendo que los eventos masivos no pasen de 700 asistentes. 

La indignación de la población europea no tiene que ver con las medidas establecidas en prácticamente todo el mundo, como presentar pruebas Covid negativas o tu certificado de vacunación, tiene que ver con la restricción de asistencia. 

¿Por qué? Bueno, empezando porque ningún festival podría solventar sus gastos con sólo 700 personas; y por otra parte, hay —como muchas cosas en esta pandemia— incongruencias.

¿Cómo es posible que a los eventos de música, especialmente los que cuentan con un lineup de varios artistas repartidos en distintos días, les pidan tener un aforo máximo de menos de mil asistentes, pero los eventos deportivos sí se estén llevando a cabo sin restricciones en cuanto a cantidad de público?

Lo cierto es que la industria del entretenimiento ya está muy golpeada, y los gobiernos deben de encontrar la manera de poder ayudar a este negocio, de reactivar la economía de este rubro al mismo tiempo que ofrecen seguridad sanitaria a sus asistentes.

Estaremos pendientes de qué es lo que pasa en las siguientes dos semanas con respecto a los posibles contagios que pudieran haber ocurrido en Loollapalooza; ya que de tener una incidencia baja, este podría ser el ejemplo perfecto para otros países de que se puede tener un evento así, a gran escala, sin arriesgar al público.

¿Puede el mundo seguir en esta pausa eterna ante un virus que claramente no va a desaparecer? O ¿podríamos aprender a vivir con él?

POR MAJO MONTEMAYOR

ELHERALDODEMEXICO.COM

@MAJOMONTEMAYOR

MAAZ