COLUMNA INVITADA

Juicio a los expresidentes

Por más que a la derecha le duela, el 1 de agosto se dará un paso central para erradicar la impunidad

Gerardo Fernández Noroña/Colaborador/ Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

1. El próximo 1 de agosto se llevará a cabo la primera consulta institucional al pueblo de México. Es un hito, un hecho histórico, el que por primera vez se le pregunte al pueblo sobre una decisión trascendental.

2. Por más que la derecha se ha empeñado en evitar esa consulta, el 1 de agosto se dará un paso central en la erradicación de la impunidad. Pues no hay duda de que quienes ejercieron la presidencia entre 1988 y 2018, son, no sólo un ejemplo acabado de corrupción, sino también un monumento viviente a la impunidad.

3. Es un clamor popular la exigencia de que los expresidentes que fungieron en los plazos arriba mencionados, sean procesados legalmente, enviados a la cárcel, y su patrimonio mal habido, sea recuperado y puesto al servicio del pueblo.

4. Ha sido una hazaña lograr esa consulta. El propio compañero Presidente de la República la solicitó y en un plazo récord se reunieron dos millones de firmas.

5. La Suprema Corte de Justicia de la Nación se vio obligada a validar la consulta, sin embargo, modificó la pregunta, haciendo de ésta un galimatías que buscaba encubrir la verdadera razón de la misma: que los expresidentes sean llevados a los tribunales.

6. El Times de Londres criticó la pregunta, atribuyéndosela al compañero Presidente; sin embargo, lo absurdo de la misma es responsabilidad de la Suprema Corte, debido a sus reiterados intentos de sabotearla, se elaboró una pregunta cantinflesca.

7. El sabotaje no se detiene en la pregunta misma. El Instituto Nacional Electoral ha determinado instalar únicamente un tercio de las casillas establecidas en la pasada elecciones del 6 de junio, en un esfuerzo desesperado por desalentar la participación popular. Lorenzo Córdova, presidente de dicha institución, ha aseverado que la consulta no busca determinar el procesamiento penal de los expresidentes de la República, ¿entonces qué pretende? Pretende enjuiciarlos, le guste o no al tal Lorenzo.

8. Los medios, ante la imposibilidad de defender lo indefendible, es decir, defender a los expresidentes, han cuestionado de las maneras más torpes y banales, a la consulta misma.

9. Lo que es un hecho, es que el próximo 1 de agosto se hará un juicio público a los expresidentes que fungieron entre 1988 y 2018, incluidos los dos que usurparon la presidencia durante esos años.

10. No tengo la menor duda que participarán las 36 millones de personas necesarias para hacer del resultado una acción vinculatoria, es decir, que los expresidentes sean llevados a juicio y enviados a prisión.

11. Se ve difícil, se ve lejano, y sin embargo, estamos a un paso de seguir haciendo historia.

POR GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA

COLABORADOR

@FERNANDEZNORONA

MAAZ