FUERA DE TONO

El doble juego que dejó fuera a Monreal

Al no incluirlo en la lista de presidenciables, López Obrador quiso castigar la conducta del senador en la última elección

Hernán Gómez Bruera / Fuera de Tono / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Al no incluir a Ricardo Monreal en la lista de los presidenciables, López Obrador le cobró su conducta en la última elección, algo que ha generado ya fricciones y ríspidas discusiones entre ambos.

Hace tiempo que Monreal tiene un doble juego político. El propio Monreal auspició la creación de Fuerza Social por México, y cabildeó ante magistrados del Tribunal Electoral para que obtuviera el registro a pesar de la decisión del Consejo General del INE.

Claramente, el coordinador de los senadores morenistasbuscó que esta fuerza fungiera como un partido satélite personal, y como el partido que le daría la posibilidad de ser candidato a la presidencia en 2024, eincrementar incluso su poder de chantaje.

Si algo se mueve como pato y hace ruidos de pato, es un pato. Para muestra, la hija de Monreal, Catalina, es (o fue)la secretaria nacional de Acción Política de FSM y apareció como segundo lugar en la lista de ese partido como candidata a diputada por la cuartacircunscripción.

Cuando visitó Zacatecas, Monreal se tomó al menos cinco fotografías con candidatos de FSM. Uno de ellos fue Rogelio Campa Arteaga, quien ganó la presidencia municipal del municipio General Enrique Estrada, imponiéndose por diez puntos al candidato de Morena.

En las fotografías, que parecen tomadas en un estudio con fondo rosa, el senador morenista portaba tambiénuna camisa rosa, el color de esa fuerza política. En una entrevista reciente le pregunté por qué no se ponía la camiseta guinda. Su respuesta fue “yo me pongo las camisetas del color que quiero”.

En la Ciudad de México, el partido satélite del monrealismopudo ser la causa de algunas derrotas a Morena. Al menos así lo perciben algunos en este partido, tras lo ocurrido en Tlalpan y Azcapotzalco, donde los votos porFSM hubieran hecho triunfar al partido del presidente en ambas demarcaciones.

Pero donde Monreal tuvo la participación más criticada fue en la estratégica alcaldía Cuauhtémoc, en la Ciudad de México. Allí, el senador apoyó decididamente al candidato del partido rosa, Salvador Loyo, además de impulsar a Sandra Cuevas, la futura alcaldesa. Hay incluso evidencias de cómo Faruk Miguel, uno de sus colaboradores más cercanos, la promovió entre distintos líderes sociales.

A fin de cuentas, las cosas no parecen haberle salido tan bien a Monreal: su partido satélite no obtuvo el registro y al rechazo que genera entre muchos morenistas se ha sumado ahora la desconfianza del presidente.

Con todo, el hecho de que una figura con la inteligencia y la capacidad política de Monreal asuma un comportamiento de este tipo –insólito en un partido político-- dice también mucho de la crisis que enfrenta Morena y de su falta de institucionalidad. El partido no llegará bien a 2024 en esas condiciones.

POR HERNÁN GÓMEZ BRUERA
HERNANFGB@GMAIL.COM 
@HERNANGOMEZB

PAL