CORPORATIVO

Inflación y pobreza

En el último año, las gasolinas han subido 22%; la energía eléctrica, 12%; el gas LP, 30%; mientras que las frutas y legumbres, hasta 30%

Rogelio Varela / Corporativo / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

A la inflación, algunos economistas le llaman el impuesto de los pobres, por el efecto dañino en las familias menos favorecidas.

Esa argumentación se desprende por la evidencia que son precisamente las familias más pobres las que destinan una mayor proporción de sus ingresos a la compra de alimentos y artículos de primera necesidad, además que en una carrera, los salarios nunca le ganan a la subida de precios.

A esa condición económica de siempre, añada que lamentablemente durante la pandemia el número de familias con pobreza alimentaria ha crecido, es decir cada vez existen más familias que con lo que ganan no les alcanza para la compra.

Por lo pronto, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), que preside Cuauhtémoc Rivera, y que agrupa a buena parte del comercio minorista dice que el elevado costo energético, prohibiciones comerciales, restricciones y factores climáticos, sumado a mayor demanda de alimentos por la crisis sanitaria, son el coctel perfecto para recibir el segundo semestre del año con notables alzas de precios.

Hasta la primera quincena de junio, el Inegi reportó una inflación de 6.02 por ciento que confirma los sondeos de mercado que realiza Anpec, y aunque se ha dicho hasta el cansancio que en este gobierno no existe los gasolinazos, el alza en energético inició la espiral inflacionaria.

En el último año, las gasolinas han aumentado 22 por ciento; gas LP, 30 por ciento; y energía eléctrica, 12 por ciento, factores que impactan los costos de producción y suministro. Rivera añade que los precios más altos de granos han incidido en precios claves como la tortilla, pero también los cárnicos se han disparado: la carne de cerdo, 15 por ciento; el pollo, 30 por ciento; y la carne de res, 11 por ciento, lo que se complica más con las sequías que afectan a 80 por ciento del país. Pero, la pregunta que se hace Rivera, y por muchos economistas, es si Banxico tendrá que subir más su tasa de interés para bajar la inflación, un escenario que, hasta la semana pasada, negó el subgobernador Gerardo Esquivel, quien dijo que el mercado ha sobre reaccionado. ¿Será?

LA RUTA DEL DINERO

La constructora OHL llega a su 110 aniversario como una empresa global que, si bien vivió momentos difíciles en varios mercados por sus obras públicas en Latinoamérica, incluyendo México con el negocio de las concesiones, hoy es una firma con fuerte presencia en mercados como EU, que le aporta casi 25 por ciento de su cartera, que rebasa seis mil millones de dólares. En nuestro país, OHL se dedicada exclusivamente a la construcción, y recientemente participó en la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, el tramo 1 del tren México-Toluca, y diseño y construcción de la Central Eléctrica de ciclo combinado Empalme I en Sonora, entre otras. Sus nuevos dueños, los mexicanos Luis y Mauricio Amodio, desde hace un año compraron la firma para disminuir su deuda en 130 millones de dólares, e iniciar una nueva etapa en infraestructura.

POR ROGELIO VARELA
ROGELIOVARELA@HOTMAIL.COM
@CORPO_VARELA

PAL