COLUMNA INVITADA

Usurpación de candidaturas indígenas

132 personas intentaron hacerse pasar como originarias para obtener una candidatura

Xóchitl Gálvez / Colaboradora / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

En tiempos de elección, un usurpador de la identidad indígena, con falsa documentación que acredite su autoadscripción, puede obtener una candidatura a diputado en un distrito electoral originario con cierta facilidad.

Por lo menos, eso intentaron 132 personas para el proceso electoral de este 2021. Gente que, de acuerdo con el Instituto Nacional Electoral (INE), no pudo acreditar realmente pertenecer a comunidades de este tipo.

Desde 2006, fecha en que existen los distritos electorales indígenas, se ha dado la suplantación por parte de personas que dicen serlo y engañan a los electores de las comunidades con falsas promesas de representación. Estos oportunistas se disfrazan de indígenas para aprovecharse de espacios que no les corresponden, para lo cual mienten, falsifican documentos y corrompen autoridades.

Para las elecciones de este año, el INE estableció que los partidos políticos deberían presentar candidatos indígenas en 21 de los 28 distritos electorales, de estos la mitad debían ser mujeres.

Las y los candidatos tenían que acreditar su condición de indígena mediante una autoadscripción calificada, con pruebas que generen certeza de que, efectivamente, dicha persona pertenece a la comunidad indígena.

Sin embargo, pese a la revisión, en la elección del domingo 6 de junio, 40 por ciento de las candidaturas indígenas fueron ocupadas por usurpadores que abusaron de las comunidades y no están reconocidos por los pueblos que pretenden representar.

Fue el caso de Manuela del Carmen Obrador, prima del Presidente de la República; Roberto Antonio Rubio, exsecretario particular del exgobernador de Chiapas; Alma Anahí González, dirigente de Morena en Quintana Roo; Christian Joaquín Sánchez, exdiputado priista; Liborio Vidal Aguilar lo intentó por el PAN.

¡En todos los partidos hay usurpadores!

A fin de evitar que en las próximas contiendas se repita este atraco, esta semana presenté una iniciativa para adicionar y modificar la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales. 

Para asegurar una autoadscripción calificada, propuse se cumpla con algunos requisitos como: haber nacido en la comunidad nativa o afromexicana, o ser descendiente de una persona nacida en ella, hablar la lengua propia de la comunidad o pueblo indígena que se pretende representar o ser descendiente de hablante de lengua nativa.

Además, propuse que el aspirante haya desempeñado cargos en el gobierno indígena en el pueblo o la comunidad de acuerdo con su propia cultura y sistemas normativos internos, sustentados en las asambleas y ratificados por sus autoridades propias. 

Los pueblos indígenas y afromexicanos reclaman poder representar a sus pueblos y comunidades, no a un partido político o un gobierno. Quieren que la voz de sus pueblos, la expresión de sus demandas inconclusas sea escuchada en la tribuna de la Cámara de Diputados.

POR XÓCHITL GÁLVEZ
SENADORA DEL PAN
@XOCHITLGALVEZ

PAL