DIPLONOTAS

La batalla de las patentes

Más de 100 países están a favor del levantamiento temporal de las patentes de las vacunas anti COVID-19

Beata Wojna/ Diplonotas / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

A todos nos sorprendió el apoyo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para suspender temporalmente la protección de patentes para las vacunas contra COVID-19.

Con ello se suma a la propuesta realizada en octubre por India y Sudáfrica en la Organización Mundial del Comercio (OMC) de liberar las vacunas disponibles de las restricciones que impone el derecho de la propiedad intelectual. Así la tecnología que lleva a la producción de las vacunas anti COVID-19 podría ser accesible a cualquier empresa del mundo que quisiera producirlas, sin penalización por copiar las fórmulas y/o los procesos de producción.

Aunque como dijo la representante comercial de EU, Katherine Tai, “los tiempos extraordinarios exigen medidas extraordinarias”, no todos comparten el entusiasmo por eliminar las patentes. La Unión Europea (UE) es probablemente la que se quedó más asombrada por esta inesperada vuelta en la política sanitaria de EU que se ha caracterizado, hasta hace poco, incluso en la presidencia de Biden, por darle prioridad a la vacunación de los estadounidenses e impedir la salida de su territorio de los insumos necesarios para luchar contra la pandemia.

Esta decisión de EU es muy consistente con la identidad de los demócratas, pero sirve, principalmente, para lavarse la cara después de haber solucionado su desafío doméstico de vacunación sin haberse preocupado mucho por el resto del mundo. No obstante, llega en un mal momento para la UE, porque las más afectadas podrían ser farmacéuticas alemanas que están muy cerca de ofrecer al mercado sus propias vacunas. En caso de la liberación de patentes, se perdería el esfuerzo de investigación y desarrollo.

Dentro de la UE no hay consenso sobre la materia. Alemania está en desacuerdo, pero varios países estarían dispuestos a apoyar la liberación de patentes. Por eso, en la reunión informal del Consejo Europeo, el 8 de mayo, en Porto, el presidente Charles Michel dijo: “en materia de propiedad intelectual no creemos que a corto plazo sea la solución mágica, pero estamos dispuestos a participar, una vez que se pongan sobre la mesa propuestas concretas”. Asimismo, subrayó que la producción y distribución de vacunas en Europa, el establecimiento del certificado verde para facilitar movilidad y el apoyo al mecanismo COVAX seguirán siendo prioritarias.

Al mismo tiempo, la batalla por las patentes está tomando más cuerpo y avanza, como se pudo apreciar en la reunión del Consejo General de la OMC del 5 de mayo. La nueva directora general Ngozi Okonjo-Iweala y más de 100 países de los 164 miembros de esta organización están a favor del levantamiento temporal de las patentes. Pero para tomar la decisión se requeriría unanimidad. Así que los próximos meses serán clave.

POR BEATA WOJNA
PROFESORA DE RELACIONES INTERNACIONALES EN EL TECNOLÓGICO DE MONTERREY
@BEATAWOJNA

dza