Morena pule una curul para Bejarano

Ello ha generado inconformidad entren quienes lo ven como el rostro de la corrupción y el clientelismo de los políticos de izquierda

Morena pule una curul para Bejarano
Raymundo Sánchez Patlán / Periscopio / Opinión El Heraldo de México.

No sólo está de regreso, sino que Morena lo coloca a un paso de su retorno a la función pública como diputado, por la vía plurinominal. Se trata de René Bejarano, quien en 2004 se llevó el papel estelar en los videoescándalos que lo exhibieron, siendo secretario particular del entonces jefe de Gobierno, Andrés López Obrador, retacando bolsas del supermercado con fajos de dólares (45 mil en cash), con ligas incluidas, que le dio el empresario Carlos Ahumada. 

Fue el morenista Alejandro Rojas Díaz Durán, senador suplente de Ricardo Monreal, quien encendió la alerta sobre este plan para darle una curul al llamado Señor de las Ligas: algunos en Morena, alertó, “le quieren regalar a Bejarano una diputación federal”. 

En efecto, en Morena es un secreto a voces que “el profesor” está siendo impulsado como candidato, lo que ha generado inconformidad entren quienes lo ven como el rostro de la corrupción y el clientelismo de los políticos de izquierda.  

Señalan como su promotor a Héctor Ulises García Nieto, ex coordinador general de la Central de Abasto de la CDMX y actual delegado de Morena en la capital, cargo en el que hace las labores de presidente local y quien palomea todas las candidaturas de la entidad. Cuenta con respaldo de Armando Barreiro, líder del Foro Nacional de Militantes de Morena, y la diputada federal Aleida Alavez. 

Sin embargo, hay quienes dicen que el amarre de Bejarano es con alguien de más arriba, una persona con posibilidades de contender por la Presidencia en 2024. Y es que el Movimiento Nacional por la Esperanza del profesor cuenta con cerca de millón y medio de afiliados en los 32 estados del país, un ejército territorial y electoral tres veces más grande que la militancia de Morena, que tiene 466 mil 931. 

Dicha estructura la conformó en sus años de ostracismo político, a través de reuniones cada miércoles, que se mantienen hasta la fecha (ahora vía virtual por la pandemia), a las que sus leales llaman “misas”. 

También se sabe que hizo acuerdos para que Morena dé candidaturas a sus seguidores, con lo que le estarían entregando el control de una parte del Legislativo, alcaldías y municipios. De entrada, su esposa Dolores Padierna quiere la alcaldía de Cuauhtémoc, que gobernó (es un decir) de 2000 a 2003, gestión que quedó marcada por el incendio en la discoteca Lobohombo, donde murieron 22 personas. 

Pese a todo su torcido currículum, Morena se enfila a poner a Bejarano donde más le gusta, es decir, donde hay. 

 •••

EN EL VISOR: No todos son fichitas en Morena. Por ejemplo, Daniel Rivera, con 26 años de edad y nueve de experiencia en el sector público, logró su registro como precandidato a diputado federal por Tlalnepantla. Dicen que hasta Carlos Aguiar, Arzobispo Primado de México, lo ve con buenos ojos por su empatía con los diversos sectores sociales.  

POR RAYMUNDO SÁNCHEZ
RAYMUNDO.SANCHEZ@ELHERALDODEMEXICO.COM
@R_SANCHEZP

MAVR

 


Compartir