Vacunas: los números no dan

El aparato de vacunación ya mostró sus fallas. No hay planeación. Se improvisa. Se toman decisiones sobre las rodillas

Vacunas: los números no dan
Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México

Las vacunas están llegando, cada vez en mayor volumen, pero el que arriben al país es lo de menos si no hay capacidad para distribuirlas y aplicarlas con eficacia y velocidad. El aparato de vacunación ya ha exhibido sus fallas. No hay planeación. Se improvisa. Se toman decisiones sobre las rodillas.

La estampa es Ecatepec: larguísimas filas, adultos mayores que se forman 13, 14 o 15 horas con la esperanza de ser vacunados, centros de vacunación que no abren pese a informarse lo contrario, malestar que deriva en bloqueos de calles… Lo visto hasta ahora, no permite ser optimistas. El proceso de vacunación es caótico.

Hugo López-Gatell dijo el pasado 15 de enero que, de acuerdo con la estrategia —es un decir— “pueden aplicarse tres millones de vacunas en una semana”. La realidad, como otras tantas veces, lo contradice.

 El pasado lunes, en Ecatepec, sólo pudieron aplicarse 4 mil 180 dosis; 464 por hora. A ese ritmo, aplicar las 200 mil vacunas de Sinovac que fueron enviadas al segundo municipio más poblado del país, y uno de los de mayor letalidad por COVID en el país, tomará 48 días. Las vacunas urgen hoy. Mes y medio para aplicar 200 mil dosis es una burla. Es insensible, por decir lo menos. La improvisación e ineficacia, también son corrupción.

 ¿No previeron las autoridades que algún día llegaría la vacuna? ¿No trazaron una ruta? ¿No estimaron que miles de personas desearían ser vacunadas? Ecatepec es un árbol del paisaje nacional. El presidente López Obrador se comprometió el domingo 14 de febrero a vacunar a todo el personal de Salud y adultos mayores, a más tardar el 15 de abril. Se requiere aplicar vacunas a 15,962,976 personas. A 50 días de esa fecha, no se han alcanzado las dos millones de vacunas aún.

Los números del gobierno apuntan a que México sí recibirá esas casi 16 millones de dosis antes de esa fecha. El objetivo luce alcanzable, pero no parece posible. La realidad, terca como es, dice que no podrán distribuirlas y aplicarlas. La cancillería cumpliría en traerlas; la Secretaría de Salud fallará (de nuevo) en su tramo: colocarlas en los brazos de los mexicanos. Los contratos que el gobierno presume, son para adquirir vacunas para 134 millones de personas (234 millones de dosis, pues algunas son de una sola aplicación). Hasta ahora, han llegado 3 millones 39 mil 625: 1 millón 769 mil 625 de Pfizer; 870 mil de AstraZeneca; 200 mil Sinovac y 200 mil de Sputnik V.

 De ese total, 911 mil 875 llegaron esta semana (200 mil de Sinovac, 511 mil 875 Pfizer y 200 mil Sputnik V). Llegarán 808 mil más de Sinovac antes del domingo. Además, arribará la sustancia activa para producir 14 millones en México, adicionales a las 12 millones de AstraZeneca y dos millones de CanSino que se enviaron a granel y están en el país para envasarse.

 Pero no sólo es traerlas, el verdadero reto parece estar en distribuirlas y aplicarlas con eficacia y rapidez. Si no hay —como parece— planeación, no importará tanto tenerlas. Cada día sin vacunas, mueren cientos de mexicanos.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

Si necesitas asesoría en cuanto a pruebas para la detección de COVID-19, envía un WhatsApp a JLN Labs (55 3026 0609) y agenda tu cita para que te visiten a domicilio y te hagan la prueba.

avh 


Compartir