UN MONTÓN DE PLATA

Monte Xanic visualiza vendimia en Zócalo

La firma mexicana ha crecido a un ritmo de 15 por ciento anual, que la ubica por encima del promedio, por lo que trabaja en un plan innovador para 2022

OPINIÓN

·
Carlos Mota / Un Montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

La empresa de vinos mexicana, Monte Xanic, se encuentra creciendo a un sólido ritmo de 15 por ciento anual, por encima del promedio del vino general, que lo hace a 10 por ciento, y de los vinos mexicanos, que registran una tasa de 11.5 por ciento, de acuerdo con Hans Backhoff, su director general, quien desveló hace unos días los atributos de dos etiquetas primordiales para consolidar la participación de mercado de su firma: Monte Xanic Selección 2020 y Gran Ricardo 2019. 

El mercado de bebidas alcohólicas sufrió un choque frontal con la pandemia. Si bien, muchas personas se refugiaron en casa y consumieron más alcohol, esto creó el espejismo de que las ventas se catapultaron en toda la industria. Pero no fue así, porque se alteraron completamente los canales de distribución.

Los restaurantes y bares, por ejemplo, significaban 40 por ciento del mercado, y ese canal cerró por completo durante meses. Monte Xanic estima que la afectación fue de entre 20 y 25 por ciento. 

Lo anterior, exigió que se reinventara por completo el canal digital, algo que la empresa ya había arrancado años atrás y que derivó en un crecimiento de mil 600 por ciento en 2020.

A través de la plataforma ahora debe entregarse una experiencia integral que sostenga el valor de la casa vinícola y de cada etiqueta. 

Pero tras el año de crisis, el mercado está en una renovada etapa de expansión, con crecimientos 25 por ciento arriba de lo que se registró en 2019.

Monte Xanic ha identificado que en los últimos años el mercado pasó de ser preponderantemente masculino a preponderantemente femenino, con las mujeres de 30 a 50 años constituyendo el segmento meta primordial. En adición, el promedio de consumo mexicano de vino ya se catapultó, al pasar de 180 mililitros hace 15 años a 1.2 litros. per cápita este año. 

Todo lo anterior implica una oportunidad enorme para las marcas de la firma, de acuerdo con Backhoff, quien

augura un año 2022 especialmente sólido, por varias razones, entre otras, la próxima realización del Congreso Mundial de la Viña y el Vino, que se realizará en México hacia octubre y noviembre, lo que implicará un reconocimiento mundial de la industria sobre la calidad del vino producido aquí, así como una movilización masiva de personas de todo el planeta hacia Baja California. 

Backhoff también visualiza un involucramiento necesario del gobierno federal en favor de la industria, que se ha expandido por Chihuahua, Querétaro, Coahuila, y varios estados más.

De hecho, existe un proyecto particularmente destacado para que toda la industria vinícola mexicana consolide su posicionamiento en el ánimo nacional: traer las fiestas de la vendimia al Zócalo de la Ciudad de México.

Será algo sumamente innovador y notorio. Pisar las uvas frente al Palacio Nacional será algo inédito y muy noticioso.

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM
WHATSAPP 56-1164-9060

PAL