ROMPEOLAS

Una cara Navidad

Hay un efecto dominó desde China, gran manufacturero y exportador del mundo, los precios aumentaron 13.5%

OPINIÓN

·
Alejandra Martínez / Rompeolas / Opinión El Heraldo de México

Este fin de año será uno de los más caros en décadas. La pandemia de coronavirus aún hace de las suyas y esta vez los estragos económicos son más que notorios. Las economías apostaron por aperturas totales, pero hay escasez de mano de obra y transporte, lo que ha generado un cuello de botella al que no se le ve fin en el corto plazo.

El COVID-19 cambió los hábitos de consumo, el comercio electrónico se disparó y las empresas navieras simplemente están saturadas, a ello se suman las medidas drásticas que aplica China, que cierra puertos enteros con un solo caso de COVID-19.

Además, el costo de los contenedores para transportar las mercancías por el mar se elevó hasta los 15 mil dólares (unas 6 veces más que su valor prepandemia).

Esta semana, Estados Unidos reportó la mayor alza de precios en 31 años, 6.2 por ciento subieron los costos, en comparación con el año pasado pero, en sólo un mes, los energéticos se dispararon 4.8 por ciento.

La inflación se está comiendo los incrementos salariales logrados; empresas de todo el país decidieron ofrecer sueldos más atractivos ante la falta de trabajadores que preferían quedarse en casa aprovechando las ayudas por COVID que dio el gobierno de Joe Biden.

Hay un efecto dominó desde China, gran manufacturero y exportador del mundo, los precios aumentaron 13.5%, informó la Oficina Nacional de Estadísticas, las principales razones son el alza en el combustible (se incrementó 30%) y de los alimentos por la dura temporada de lluvias, más las constantes y estrictas restricciones por COVID.

Ahora los consumidores de todo el mundo lo resienten...

El régimen incluso ha pedido a las familias chinas que se hagan de alimentos básicos y artículos de primera necesidad. Brasil también registra una alza de precios no vista en dos décadas, la inflación en un año escaló a 10.67 por ciento. Latinoamérica tiene 9.3% de aumento de costos.

Por los incrementos, en EU se reporta que sus ciudadanos ya hicieron sus compras para las cenas del Día de Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo para congelar los productos y evitar pagarlos a un precio mayor o de plano que no encuentren los ingredientes que necesitan.

En general el mundo ve una importante alza en el costo de los alimentos, por lo que es necesario tener una reserva de éstos —sin caer en compras de pánico—.

México no es ajeno a este problema, el índice Nacional de Precios al Consumidor reportó en 6.24% la inflación a tasa anual. Este fin de año, el retraso de productos o inexistencias podrían tomar por sorpresa a millones de consumidores que buscan sus regalos navideños; los Reyes Magos deberán tomar sus precauciones.

Hay que ser ingeniosos, gastar con cautela y comprar lo que hay.

POR ALEJANDRA MARTÍNEZ
ALEJANDRA.MARTINEZ@ELHERALDODEMEXICO.COM
@ALEJANDRAMTZ_87

MAAZ