Quiero una chamba así

La Función Pública te exoneró por vender ventiladores fraudulentamente, ya puedes hacer más negocios con el sector público

Quiero una chamba así
Julio Patán / Malos modos / Opinión El Heraldo de México

El humanismo, la empat… Perdón, esa palabra no se usa: la preocupación por los demás; ese carácter querendón, apapachador, de nuestro presidente, se deja ver en el trato que le da a sus empl… Perdón: colaboradores y compañeros de ruta. Un trato que, por su elevado ejemplo, se extiende a todos los rincones de la 4T.

Chequen nomás:

Suman 200 mil los muertos por COVID cuando dijiste que serían seis mil; se te saturan los hospitales cuando dijiste que la estrategia era tener camas disponibles; aseguras que bajaron los contagios en un momento de diciembre, sin aclarar que se dejó de hacer pruebas por las fiestas; te cachan en la playa y… ¿qué hace el Presidente? Dice que tú, doctor López-Gatell, eres “de primera” y te manda a Argentina para ver si la Sputnik, la vacuna rusa, la podemos usar sin que nos salga una tercera oreja. O que nos salga, pero después de las elecciones, quizá. 

Te descubren unas casitas de esas que no se sabe muy bien cómo paga un funcionario, ahuyentas a la inversión por incumplir contratos, se te apaga la mitad del país por un falso incendio, te cachan un documento también falso para justificar el apagón, y tu jefe dice, básicamente, “es que le tienen mala fe” y “el que se mete con el licenciado Bartlett se mete conmigo”.

¿Actos confesos de corrupción, profe Delfina? La Secretaría de Educación Publica (SEP) es tuya.

¿Que Pemex pierde 1,200 mil millones de dólares en dos años? No pasa nada: otro billetote para allá y tú, Octavio Romero, tan campante.

De la familia ni hablamos. Me refiero a la familia del Presidente. ¿Te pepenan recibiendo lana en un sobre? Tranqui: ya que pase la tormenta, unos milloncitos para el estadio de beis de las Guacamayas de Palenque, equipo presidido y fundado por tu querida persona, Pío López Obrador. Pero también me refiero al clan Bartlett: ya la Función Pública te exoneró por vender ventiladores fraudulentamente, hijo del licenciado: ya puedes hacer más negocios con el sector público.

Aunque tampoco está mal ser candidato a gobernador, de Guerrero, por ejemplo. ¿Dos acusaciones de violación en tu contra, para no mencionar tus logros en la alcaldía de Acapulco? Nuestro presidente dice, camarada Salgado Macedonio, que eres víctima de la calumnia. Que esto es típico de los periodos de elecciones. Y a lo que sigue. 

Lo que sigue, para hablar de gobernadores, puede ser que digas, como Cuitláhuac, que no hay bronca con la nueva variante del coronavirus: que a Veracruz no llegan vuelos de Inglaterra. Todo bien. Ahí sigue el cariño del Tlatoani.

Y, claro, lo que aplica a escala federal o estatal, aplica a escala chilanga. Se te incendia el centro de mandos del Metro, se te inutilizan seis estaciones, dices que tú nomás eres la directora y fin de la historia. 

¿No les gustaría una chamba en la 4T?

A mí sí. Particularmente ahora que va a desaparecer el INAI.

 

POR JULIO PATÁN
JULIOPATAN0909@GMAIL.COM
@JULIOPATAN09


Compartir