#AbrimosoMorimos

El gremio ha intentado de varias maneras hacer notar a las autoridades que las pérdidas ocasionadas por los largos meses de operar con aforos reducidos

#AbrimosoMorimos
Jaime Núñez / Al Mando / Opinión El Heraldo de México

No es ruptura ni rebelión es supervivencia. La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) que encabeza Francisco Fernández Alonso, no alienta, pero sí respalda la decisión de un grupo de empresarios restauranteros que abrirán el día de hoy sus negocios a pesar de las restricciones impuestas por la continuidad del semáforo epidemiológico en color rojo en la Ciudad de México y el Estado de México. El gremio ha intentado de varias maneras hacer notar a las autoridades que las pérdidas ocasionadas por los largos meses de operar con aforos reducidos, inversiones en mobiliario, capacitación de empleados, además del pago de nóminas, arrendamientos, contribuciones federales y locales, pago de gas y luz entre otros, los ha llevado al límite de sus capacidades económicas. Datos del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) que lleva Braulio Arsuaga, señalan que en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) se han cerrado al menos 13 mil 500 restaurantes, con las consecuentes pérdidas de empleos e impacto en la cadena productiva. Otro de los motivos que orilla a la industria a reabrir sus negocios es la asimetría entre la aplicación de restricciones a negocios establecidos contra el comercio informal. Así que, será este día cuando algunos restauranteros abrirán sus espacios bajo las más estrictas medidas sanitarias como son; la aplicación de protocolos de Mesa Segura, horarios que irán de las 13 a las 22 horas, aforos máximos del 25 por ciento en interiores y 35 por ciento en exteriores, mesas con 6 comensales como máximo, uso del código QR para rastreo y un muestreo de forma semanal al 5 por ciento de los trabajadores con pruebas Covid19 en establecimientos con más de 50 empleados. 

 

POSPONEN ACUERDO

Le puedo confirmar que son falsas las versiones que señalaron que la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) que lleva Rafael Díaz Covarrubias, fue quien decidió dar por terminada las negociaciones con Aeroméxico que comanda Andrés Conesa, para lograr un plan de reestructura. El sindicato fue informado el pasado jueves que se detenían las negociaciones. De ahí que la aerolínea informó al mercado inversionista que dado que no ha logrado un acuerdo no solo con los pilotos, sino también con la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) que lleva Ricardo del Valle, solicitó a la Corte de Nueva York, una extensión del plazo para poder cumplir con los requisitos necesarios para que el préstamo de mil millones de dólares siga fluyendo. La nueva fecha es el 27 de enero, por lo que los siguientes días los equipos negociadores de ambos sindicatos y empresa tendrán que poner toda la creatividad y disposición para garantizar la viabilidad de la línea aérea. A pesar de este impasse sabemos que los pilotos, como desde hace varias semanas, siguen buscando alternativas para conseguir el financiamiento.

 

POR JAUME NÚÑEZ
JAIME_NP@YAHOO.COM.MX
TWITTER: @JANUPI


Compartir