E-commerce ciberseguro

Con el boom de las compras por internet, hubo quienes pensaron que las compras físicas en las tiendas estaban llegando a su fin, lo cual no ha sucedido, ni siquiera con la emergencia sanitaria en la que vivimos

E-commerce ciberseguro
Alexandra Moguel/ Singularidad/ Opinión El Heraldo de México

Realizar nuestras compras en línea es algo tan usual que ya no nos sorprende. Las primeras transacciones ocurrieron en la década de los 60’s con aplicaciones de mainframe de IBM que permitieron la reserva y venta de boletos de avión. Sin embargo, estas eran aplicaciones personalizadas, las compras en línea como las conocemos hoy surgieron mucho más tarde con el desarrollo del Internet.

Con el boom de las compras por internet, hubo quienes pensaron que las compras físicas en las tiendas estaban llegando a su fin, lo cual no ha sucedido, ni siquiera con la emergencia sanitaria en la que vivimos. Ir de comprases una experiencia en sí.

Sin embargo, es innegable el crecimiento exponencial que han tenido las cibercompras estos últimos meses. Las tiendas se vieron obligadas a cerrar sus puertas. Sin viajes permitidos, las calles vacías y los centros comerciales en silencio, las tiendas solo tenían una opción para continuar operando: el comercio electrónico, mejor conocido como e-commerce.

Durante la pandemia, el e-commerce han sido una de las pocas historias de éxito. De acuerdo con ACI Worldwide, la mayoría de los sectores minoristas han experimentado un aumento de 74% en las ventas en línea en comparación con el año pasado. Esto, a pesar de ser una buena noticia para quienes tuvieron que cerrar su tienda física, podría resultar contraproducente si no han tomado las medidas adecuadas de ciberseguridad, ya que al aumentar la popularidad del e-commerce, los sitios web experimentaron un incremento en fraudes y ciberataques.

Un estudio reveló que más de 29% de todo el tráfico de sitios web de e-commerce viene con la intención maliciosa de ciberataques, y que los fraudes de comercio electrónico tienen un costo de 660 mil dólares ¡por hora! Por esto, es importante que las empresas, además de apostar por una serie de soluciones especializadas en ciberseguridad orientadas a proteger su entorno digital, cuenten con las herramientas adecuadas para hacer frente a los principales ciberataques en el mundo del comercio electrónico como: fraude directo, robo de información, phishing y ataques de denegación de servicio (DoS).

En la mayoría de los casos un ciberataque afecta tanto al negocio como a su clientela. Por ejemplo, si a una persona le clonan su tarjeta y la usan para hacer una compra en línea, esta notificará al banco y, este a su vez descontará el monto de la cuenta de la empresa para restituirlo a la persona usuaria, siendo el negocio el afectado final.

Los beneficios de la ciberseguridad en el e-commerce van desde evitar sanciones ante el incumplimiento de normativas y leyes, hasta el descubrimiento y mitigación de cualquier tipo de vulnerabilidad que se pueda presentar en el sitio web. Y aunque la probabilidad de que la mayoría de las empresas sean objetos de ciberataques en algún momento es alta, lo más importante para tener un negocio online exitoso será implementar medidas preventivas que minimicen el riesgo y mantengan la confianza de su clientela, ofreciendo una compra segura.

POR ALEXANDRA MOGUEL 
@METABASEQ
CONTACT@METABASEQ.COM


Compartir