Francotiradores en Morena: Pablo Sandoval y Alfonso Durazo bajo fuego amigo

PAS apoyó a más de 800 mil niñas, niños y jóvenes que reciben una beca para continuar sus estudios; a casi 700 mil campesinos cuentan con un sustento para seguir produciendo y mejorando el ingreso de sus familias

Francotiradores en Morena: Pablo Sandoval y Alfonso Durazo bajo fuego amigo
Jose Luis Camacho Acevedo / Escenarios Nacionales / Opinión El Heraldo de México

“La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer” .
—Bertolt Brecht, dramaturgo y poeta alemán.

En Guerrero, la aceptación que tiene entre las bases Pablo Amílcar Sandoval está sustentada por el trabajo que realizó como súper delegado en esa conflictiva entidad.

PAS, como se le conoce entre los pobladores con los que trabajo con los programas sociales lo mismo en la montaña que en la costa Chica y la costa Grande, así como en el norte de la entidad donde tomó siempre como base los municipios de Iguala y de Taxco, entregó personalmente apoyos a más de un millón y medio de personas que representan prácticamente el 40% de la población total de Guerrero.

Si se suman todos los programas federales de otras dependencias, el Gobierno de México beneficia a más de 2.2 millones de guerrerenses, casi dos de cada tres habitantes en la entidad.

PAS apoyó a más de 800 mil niñas, niños y jóvenes que reciben una beca para continuar sus estudios; a casi 700 mil campesinos cuentan con un sustento para seguir produciendo y mejorando el ingreso de sus familias.

También más de 236 mil adultos mayores reciben puntualmente una pensión que reconoce sus aportaciones a la sociedad y les permite tener una vida más digna.

PAS ha dicho que cuando la política social funciona con honestidad el resultado es que los recursos rinden más, porque ya no se pierden en una cadena de burocracia, sino que se entregan de manera directa y en las manos de los beneficiarios.

Heredero de una dinastía reconocida por su infatigable lucha social en Guerrero, PAS confía en que se puede transformar la desigualdad social que tanto cala en los habitantes de la entidad si se trabaja del lado de la gente.

Pero en Morena siguen las ambiciones personales anteponiéndose al compromiso social.

PAS ha recibido ataques bajunos de partidarios de otros aspirantes a la candidatura al gobierno del estado, particularmente del controvertido exalcalde de Acapulco Félix Salgado Macedonio, quien sigue sin cambiar su manera de ser autoritaria, abusiva del poder cuando lo tiene y nepotista a más no poder.

También competidores como Beatriz Mojica, quien seguramente participará en el proceso electoral de junio próximo bajo las siglas del PT, tratan de desconocer el trabajo de Amílcar Sandoval y con un tono menor porque ya su representación política en Guerrero es muy baja, lo hacen Luis Walton y el arquero Jorge Campos, que es impulsado a ser candidato a gobernador por el trabajador excomentarista deportivo Jorge Camacho.

Los hechos hablan y por ello PAS sigue siendo el mejor posicionado de las casas encuestadoras más confiables para ser candidato primero y gobernador después de ganar las elecciones del 2021.

En Sonora el fuego amigo contra el seguro candidato de Morena al gobierno del estado, Alfonso Durazo Montaño, proviene de “seguidores” de AMLO como es la cuestionada encargada de la CONADE, Ana Gabriela Guevara, quien sería aspirante por el PT y de un invento político coyuntural, como es el caso de la polémica comentarista de televisión Lilly Téllez, quien llegó al Senado bajo las siglas de Morena y con el total apoyo de Alfonso Durazo y ahora, desde que brincó al derechista PAN, que es su corriente ideológica natural, está convertida en una de las críticas más duras del gobierno de López Obrador.

Algo tendrán que hacer los dirigentes de Morena para proteger a sus precandidatos abiertos como Pablo Amílcar Sandoval y Alfonso Durazo para evitar que el fuego amigo les complique sus proyectos, los que, hasta la fecha, son los que se ven como ganadores en Guerrero y en Sonora respectivamente.

Amílcar Sandoval. Foto: Especial

Arturo Herrera recibe reconocimiento internacional a su capacidad como financiero

El titular de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, fue nominado como presidente de la Junta de Gobernadores del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el año 2021.

El proceso de formalización de este nombramiento fue concluido el jueves pasado por el Banco Mundial y el 4 de noviembre será concluido por el Fondo Monetario Internacional.

En dicho rol el secretario Herrera buscará que ambas instituciones redoblen sus esfuerzos para apoyar la recuperación económica global, den atención prioritaria a los países de ingresos bajos y medios altamente afectados por Covid-19 y contribuyan a fortalecer el sistema financiero internacional.

Adicionalmente, en esta función Herrera Gutiérrez presidirá algunas de las comisiones más importantes de dichos organismos.

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, es un calificado financiero que cuenta con estudios en Economía por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y una maestría en la misma disciplina por el Colegio de México. En la actualidad es candidato a doctor por la Universidad de Nueva York. 

La designación de Herrera Gutiérrez no debe de verse de ninguna forma como algo políticamente maniqueo, no es que haya una respuesta de liberales o de conservadores a este nombramiento.

Sencillamente obedece a una lógica financiera rigurosa.

Sin duda que el nombramiento del político nacido en Actopan, Hidalgo, es una respuesta para la disciplina hacendaria que ha guardado México país, y debe tomarse como una estupenda noticia en la medida en que ese reconocimiento traerá, sin duda, una mejor relación con los organismos internacionales del ramo, sobre todo en los tiempos tan apretados en que ha metido la Pandemia a la economía Mundial. 

Es un reconocimiento a su trayectoria en el Banco Mundial y ahora en haberse convertido en tan sólo dos años, primero en subsecretario de Hacienda, y después ya como titular de una dependencia clave para el desarrollo y la estabilidad social de México.

Herrera Gutiérrez es el Secretario de Hacienda de la quinceava economía del mundo.

En el Fondo Monetario y el Banco Mundial hay 189 miembros y pensar que esos 189 miembros México es la quinceava economía hace evidente que somos un país importante en ese contexto de la economía global.

Está por demás claro que la decisión en favor de Arturo Herrera tuvo que ver con darle a un país emergente esta posición.

Se le otorga en medio de la crisis más espinosa que vive la economía mundial.

Se observa que el criterio de los altos mandos tanto del FMI como del Banco Mundial fue confiarlo a un país en desarrollo en lugar de dárselo a un país desarrollado.

Prefirieron que fuera un país emergente quien lo presidiera y entre las naciones emergentes más confiables México fue el seleccionado.

Arturo Herrera cuenta con excelentes vínculos políticos tanto con el Fondo Monetario Internacional como con el Banco Mundial, y ello le va a ayudar al encargado de las finanzas nacionales a desarrollar su trabajo como Secretario de Hacienda en el país.

Las consideraciones de los especialistas como Vanessa Rubio piensan que le va a venir muy bien a él, a las finanzas de México y a la Secretaría de Hacienda y va a tener la posibilidad de marcar agenda.

Y en ese espacio se encuentra esta extrapolación de que México les va a dar las recetas muy acordes a los tiempos de agobio de la economía global, tanto en el Fondo Monetario Internacional como en el Banco Mundial.

El nuevo presidente de la Junta de Gobernadores del BM y del FMI, tiene una trayectoria pública impecable.

Arturo Herrera fue nombrado Secretario de Finanzas del Distrito Federal en la administración de Andrés Manuel López Obrador, cargo en el que se mantuvo durante el gobierno interino de Alejandro Encinas Rodríguez.

En el Banco Mundial ha sido Gerente de Práctica: Gobernanza Práctica Global, Servicio Público y Desempeño para América Latina y el Caribe. 

Un reconocimiento que fortalece al hidalguense como uno de los hombres de mayor confianza del presidente López Obrador.

Arturo Herrera
Arturo Herrera. Foto: Cuartoscuro

Intelectuales orgánicos del pasado actúan como desesperados

Para legitimar su llegada al poder producto de un fraude electoral, el expresidente Carlos Salinas se acercó a los dos grupos de intelectuales que rivalizaban en esos años por los favores del poder: el de la revista Nexos liderado por Héctor Aguilar Camín, y el del mensuario Vuelta dirigido por Octavio Paz, donde Enrique Krauze aparecía como subdirector.

En México existía descontento casi generalizado por la famosa caída del sistema de cómputo, una sombra que ha acompañado por décadas al entonces secretario de Gobernación, Manuel Bartlett, aunque él mismo rechaza que haya dicho que “se cayó el sistema de cómputo electoral”, ese estigma jamás desaparecerá.

Cuauhtémoc Cárdenas, Rosario Ibarra y Manuel J. Clouthier caminaban por las calles exigiendo cuentas, pero los intelectuales como Héctor Aguilar Camín prefirieron entenderse con el poder.

En efecto, el intelectual orgánico era financiado por Salinas de Gortari a través de la partida secreta, como lo reveló en su momento el propio exmandatario revelando los cheques con los cuales le pagó a Aguilar Camín, fue en ese sexenio que surgió la revista Nexos con enorme auge.

Posteriormente, Aguilar Camín se volvió aliado de Ernesto Zedillo, luego de Vicente Fox, y luego, cuando en 2006, Felipe Calderón llega otra vez mediante un fraude electoral, nuevamente el botín del dinero público se repartió entre los favoritos del poder por medio del reparto de publicidad oficial.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, el grupo de intelectuales y periodistas al cual pertenece Aguilar Camín continuó gozando de los beneficios económicos de su servilismo al poder, incluso por medio de contratos de publicidad obtenidos con documentos falsos como ocurrió en 2018, razón por la cual, recientemente la Secretaría de la Función Pública de México impidió a cualquier institución local o federal realizar nuevos contratos con Nexos y, además, le impuso una multa a la empresa por casi un millón de pesos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se ha desmarcado de ese grupúsculo de intelectuales orgánicos, y a su llegada a la presidencia desechó cualquier posibilidad de continuar el intercambio de enormes cantidades de dinero a cambio favores con este tipo de medios de comunicación.

El enojo de Aguilar Camín es evidente, y como el propio presidente López Obrador afirma: “La cartera es donde duele más”.

Entonces el desprecio de Héctor Aguilar por López Obrador es la fuente que inspira sus textos, defendiendo en sus columnas situaciones irrisorias como la falta de registro como partido político de México Libre, organización de Felipe Calderón y Margarita Zavala. personajes que una gran parte del pueblo mexicano aborrece.

Ya en el calderonato, la violencia se desbordo y las instituciones antes honorables como las que conforman las Fuerzas Armadas comenzaron a podrirse en lo más profundo, gracias una guerra (mal llamada) contra el narco, porque en realidad fue una guerra contra México, porque fue la sociedad quien asumió los costos brutales para el país.

México Libre logró el apoyo político y financiero de empresarios textiles, del sector energético, aduaneros y de bienes raíces, de manera individual, ellos dieron desde 10 mil hasta 2.1 millones de pesos, la mayoría de las aportaciones son públicas, sin embargo, al menos 8% de los recursos, 1 millón 61 mil pesos, fue por parte de donadores no identificables, pues lo hicieron con un método que no registra personas, sino los números de una tarjeta de pago.

Esta fue la razón por la cual, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación  le negó el registro al partido de Felipe Calderón, entonces Aguilar Camín fiel a quien le lleno los bolsillos, recurre a sus textos para reescribir una historia más conveniente para sus antiguos jefes, describiendo panoramas inexistentes como un TEPJF sometido a los “deseos del presidente López Obrador”.

Lo que no ha querido entender Aguilar Camín es que ya estos tiempos son muy diferentes a los de su época dorada en la que navegaba como un consentido del sistema, un régimen que lo financiaba abundantemente.

López Obrador y quienes ostentan hoy el poder, no están dispuestos a someterse a sus coacciones editoriales. Chantajes que ya no funcionan en la medida en que han perdido toda credibilidad y que por ello ese tipo de “intelectuales” dejaron a la suerte hasta el prestigio de su nombre.

Aguilar Camin
Héctor Aguilar Camín.
Foto: Cuartoscuro

Miscelánea

1.- Mucha preocupación ha causado en el círculo relacionado con la seguridad pública en el tiempo en que fue presidente Enrique Peña Nieto, la detención del General Salvador Cienfuegos. Se considera que uno de los que debe estar más intranquilos es el actual senador Miguel Ángel Osorio Chong, ahora llamado el García Luna de Peña Nieto.

2.- El informe “Federalismo en COVID: ¿Cómo responden los gobiernos estatales a la pandemia?” publicado por el Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del Centro de Investigación y Docencia Económica, la Secretaria de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN) da a conocer que Quintana Roo se posicionó en el tercer lugar entre las 32 entidades federativas que han implementado algún tipo de instrumento para hacer frente a la pandemia por COVID-19. Así lo dio a conocer Yohanet Torres Muñoz

3.- El dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva tiene contemplado realizar una reestructuración total de las dirigencias estatales de esa organización política. Zambrano mantiene como prioridades en esa reestructuración a entidades como el Estado de México, Michoacán, Veracruz, Jalisco y la CDMX. El PRD, al decir de Zambrano Grijalva, será una organización más competitiva en el 2021 que organizaciones que buscan su registro como son Redes Sociales y el resurgimiento de los evangélicos del PES.

Por José Luis Camacho Acevedo

@joseluiscamacho

joseluiscamacho@gmail.com

 


Compartir