CONACYT

Investigadores del Conacyt protestan en Veracruz; piden no criminalizar a la ciencia

Policías estatales de Colima protestan por retraso en sus quincenas

NACIONAL

·
Los quejosos también han documentado casos de acoso laboral. Foto: Juan David Castilla

Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) protestaron afuera del Instituto Nacional de Ecología (Inecol), ubicado en la ciudad de Xalapa, para exigir que sean respetados sus derechos laborales. 

Se trata de integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadoras y Trabajadores de Investigación de Cátedras Conacyt (Siintracatedras), quienes dieron a conocer que las manifestaciones se llevaron a cabo de manera simultánea en otros estados, como en Ciudad de México, Aguascalientes, Oaxaca, Chiapas y Yucatán. 

De acuerdo con Erick Galán Castro, catedrático Conacyt adscrito a la Universidad Autónoma de Guerrero, el miércoles 29 de septiembre la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje les negó la posibilidad de ejercer su derecho a huelga. 

Esto ocurrió después de que los académicos demandaran un contrato colectivo de trabajo al Conacyt para exigir estabilidad laboral. 

El entrevistado recordó que se han dado más del 600 por ciento de despidos injustificados dentro del programa Cátedras Conacyt. 

“Se nos piden cuestiones que a otras profesoras y profesores no les piden para conservar sus trabajos, por ejemplo, mantener el nombramiento del sistema Nacional de investigadores”, expresó. 

A nivel nacional son más de 300 integrantes del sindicato mencionado que se están viendo afectados, debido a que el Conacyt les ha negado un contrato colectivo de trabajo. 

“Conacyt ha dicho que somos solo 43, porque en nuestro registro, al principio fue de 43, pero se han venido sumando más, cada vez con casos más terribles de despidos injustificados”. 

Los quejosos también han documentado casos de acoso laboral dentro de las instituciones donde laboran. 

El Conacyt ha negado el contrato colectivo de trabajo, bajo el argumento de que ya existe otro sindicato con el que tenía las condiciones generales de trabajo. 

Los quejosos iniciaron la campaña “Ciencia bajo protesta”, mediante la cual los investigadores seguirán trabajando pero bajo protesta, en busca de que mejores sus condiciones laborales.