CDMX

De 1985 a 2017: el trágico 19 de septiembre y los sismos que devastaron a la Ciudad de México

Con 32 años de diferencia, ambos terremotos pasaron a la historia como grandes tragedias que demostraron la solidaridad y fortaleza de los mexicanos

NACIONAL

·
México se encuentra en una zona altamente sísmica (Fotoarte: El Heraldo de México)

Septiembre, el mes patrio en México, se ha caracterizado también por un cúmulo de tragedias generadas por los sismos que han dejado víctimas y aniversarios luctuosos recordados hasta la fecha. En especial, dos terremotos cimbraron y marcaron para siempre la historia mexicana. Los dos el mismo día, pero con 32 años de diferencia. 

El primero ocurrió el 19 de septiembre de 1985. México no había resentido los estragos de un movimiento telúrico de esa magnitud, mucho menos mientras sus ciudades comenzaban a despertar. 

Eran las 7:19 horas. Las oficinas comenzaban a llenarse de trabajadores y las calles se atestaban de autos hasta que, sin previo aviso, un terremoto de 8.1 grados derrumbó una gran cantidad de edificios en el país. El número exacto de víctimas aún se desconoce, pero, en aquel entonces, el gobierno registró 3,692 muertes y la Cruz Roja reveló que habría más de 10,000 defunciones por el desastre.

El sismo del 85 tuvo lugar frente a las costas del estado de Michoacán. En aquel entonces no existía la alerta sísmica, por lo que muchas de las personas fallecidas se encontraban dormidas al momento del movimiento, a pesar de que las ondas expansivas habrían tardado por lo menos dos minutos en llegar hasta la capital.

A partir de aquella tragedia comenzó a crearse una cultura de protección de desastres, liderada por Protección Civil, en caso de sismos, huracanes o desastres naturales. Sin embargo no fue hasta 1989 que se creó el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (Sasmex) para sondear la actividad del Pacífico mexicano. 

Los sismos de 1985 y 2017 tuvieron 32 años de diferencia (Foto: Cuartoscuro)

Aunque desde entonces, se implementaron nuevos reglamentos para la construcción y se fomentó la enseñanza-aprendizaje de protocolos de seguridad que pasaron por varias generaciones antes, 32 años después, un nuevo terremoto cobró cientos de vidas. 

El 19 de septiembre de 2017 se llevó a cabo el simulacro en conmemoración del sismo de 1985. Los mexicanos, acostumbrados al aniversario, salieron de los edificios para congregarse en los puntos de seguridad, sin pensar que poco después vivirían en carne propia el movimiento de la tierra. 

A las 13:14 horas, energía sísmica de 7.1 grados con epicentro al sur de la Ciudad de México le quitó la vida a 369 personas y dejó a más de 7,000 heridos, según los reportes oficiales. Este es considerado el sismo más fuerte que ha tenido lugar en la capital, e, incluso, asegura la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fue más violento en el centro del país que el de décadas anteriores.

"El sismo de 1985 liberó 32 veces más energía sísmica que el del 19 de septiembre de 2017.  Sin embargo, en 1985, el epicentro fue muy lejano y bajo las costas del estado de Michoacán, a más de 400 km de la capital, mientras que el 7.1 ocurrió apenas 120 km al sur de la ciudad", explicó la UNAM en un reporte.

México se encuentra entre cinco placas tectónicas (Foto: AP)

Este 2021 se cumplen 36 años del terremoto de 1985 y apenas cuatro del sismo de 2017. En ambos casos, la tragedia sacó a relucir la solidaridad y fortaleza de los mexicanos, quienes salieron a la calles y apoyar a las víctimas y damnificados por el movimiento telúrico.

México se ubica entre cinco placas tectónicas: Caribe, Pacífico, Norteamérica, Rivera y Cocos, lo que hace que el riesgo de sismos se mantenga latente. Incluso, el registro sísmico data de 1906, cuando un sismo de 8.2 sacudió al país.

Hasta ahora, no se ha encontrado forma de predecir los sismos, por lo que las autoridades recomiendan estar preparado, conocer los protocolos de seguridad y tener una mochila de emergencia con documentos, herramientas e insumos en caso de ser necesario.