JALISCO

En Jalisco espiaban en administración pasada con sistema Galileo: Alfaro Ramírez

Se encontró que el equipo salió de las instalaciones en donde se tenían resguardadas en la Secretaría de Seguridad y que las claves se dispersaron a distintas personas

El equipo resguardado en las instalaciones de la Fiscalía del Estado se compone del software Foto: Cuartoscuro
Escrito en NACIONAL el

En Jalisco se realizaban labores de espionaje a través de un software denominado Galileo cuyo propósito era el apoyo en el combate al crimen organizado y secuestros, sin embargo, luego de tres auditorias, se detectó que se uso por personal ajeno a su resguardo y que las claves las tenían otras personas; ahora se espera el peritaje del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) para saber a quienes se espió durante la administración del ex gobernador Aristóteles Sandoval.
 
"En la administración pasada se compró un equipo de control activo de datos, un sistema llamado Galileo, que es básicamente lo mismo (que Pegasus), una plataforma que puede usarse para labores de espionaje y se invirtió en aquel momento 263 millones de pesos y cuando llegamos al gobierno, a final del 2019, el Fiscal me informó de la existencia de ese equipo y en ese momento, en el mismo momento, el acuerdo que tomamos con él es que este gobierno no lo iba a usar, nosotros no espiamos, decidimos resguardarlo y le pedimos a partir de ese momento a la contraloría el que pudiera revisar una auditoria sobre la adquisición, el uso y el cumplimiento de este equipo Galileo", dijo Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco.
 
De acuerdo con los resultados de las auditorias, se encontró que el equipo salió de las instalaciones en donde se tenían resguardadas en la Secretaría de Seguridad y que las claves se dispersaron a distintas personas lo cual no mantiene el resguardo confidencial que implica para la efectividad del dispositivo.
 
La adquisición se llevó a cabo con el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados (FASP) y tuvo un costo de 263 millones de pesos, pagados en cinco pagos parciales a la empresa israelí Sym Servicios Integrales y se estableció un contrato de arrendamiento financiero suscrito en el 2014.
 
"El equipo se usaba por diversos usuarios, no se controlaban las claves, sin un registro o control que permitiera conocer quién había operado el mismo y se encontraron por parte de los auditores antecedentes de movimiento del equipo, es decir, debiendo estar en la Fiscalía como se había establecido para la coordinación, para el movimiento de todo el equipo se trasladaba a otras dependencias", explicó Teresa Brito, titular de la Contraloría Estatal.
 
Añadió que las tres auditorias ya concluyeron y las observaciones tienen que ver con el uso del equipo no así del contrato de arrendamiento. Durante la actual administración ya no se renovaron las licencias.
 
El equipo resguardado en las instalaciones de la Fiscalía del Estado se compone del software, tres vehículos, equipo de cómputo, licencias, cámaras y un laboratorio forense, mobiliario, equipo táctico y cámaras fotográficas. 
 
Ante el resultado de estas anomalías, se instruyó al fiscal del Estado Gerardo Octavio Solís Gómez para que se coordine de inmediato con la Fiscalía General de la República para que se investigue a fondo el uso de este equipo.
 
"El gobierno que yo encabezo no espía, no es sí como se pueden enfrentar los retos que tenemos en materia de seguridad, el trabajo de inteligencia en cualquier estrategia de seguridad es importante, pero este trabajo que se hizo el sexenio pasado no tiene que ver con el combate a la delincuencia sino tiene que ver con un asunto mucho más relacionado con el espionaje político", insistió Alfaro Ramírez.

dhfm