IZTACCÍHUATL

VIDEO: Así han desaparecido los glaciares del volcán Iztaccíhuatl en estos 25 años

La situación del glaciar, de acuerdo con la UNAM, es situación es irreversible y afecta de manera directa a los humanos

NACIONAL

·
Así han desaparecido los glaciares del volcán Iztaccíhuatl (Foto: Cuartoscuro)

Hace unos meses, investigadores de la UNAM y el equipo de montañismo subieron al volcán Iztaccíhuatl para colocar una placa que declara extinto al glaciar Ayoloco, ubicado en el centro de esta montaña en la parte conocida como la “panza” de la mujer dormida.

Además de la placa para informar y sensibilizar sobre el problema, leyeron poemas en torno al fenómeno por parte de la directora de Literatura y Fomento a la Lectura de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, Anel Pérez.

Hugo Delgado Granados, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, explicó que el Ayoloco era uno de los pocos glaciares permanentes en México, aunado al que había en el Popocatépetl, así como el Citlaltépetl, o Pico de Orizaba. 

El glaciar tuvo un decrecimiento acelerado en los últimos años debido al fenómeno de calentamiento global. El también ex director del Instituto de Geofísica indicó que la desaparición de los glaciares impacta directo en el ambiente como cambios en el clima local. 

Lamentablemente, esta situación es irreversible y afecta de manera directa a los humanos. “El mundo seguirá existiendo, pero nosotros ya no tendremos condiciones para habitarlo, y por lo tanto hay que procurar conservar el ambiente para las generaciones que nos preceden”, mencionó.

Una interpretación del glaciar

Una usuaria de Twitter, tesista de la Facultad de Química de la UNAM, compartió una estimación de la pérdida de superficie glaciar en el volcán Iztaccíhuatl desde 1996 hasta 2021.

La universitaria expuso que un glaciar, de una forma simplificada, es una acumulación permanente de hielo en la superficie terrestre. Enfatizó que hay otras acumulaciones terrestres de hielo o nieve que no son glaciares porque son temporales. 

“Para que se genere la nieve estacional, es necesario que haya suficiente humedad. La temporada de lluvias favorece estas condiciones y por ello es más probable ver nieve estacional en el Izta en julio-noviembre (aprox) que el resto del año”, escribió en su hilo.

En ese sentido, la tuitera apuntó que, para saber si estamos viendo sólo el contorno del glaciar o de la nieve/hielo estacional, nos puede ayudar la fecha de la imagen para darnos una idea de la temporada.

“Podemos tener más certeza si comparamos la superficie congelada en muchas imágenes a través del tiempo y nos vamos quedando con aquellas de extensión congelada mínima”, mencionó. 

Las imágenes satelitales fueron procesadas en Earth Engine. Los datos para generarlas son una imagen base del DEM de SRTM y la capa de superficie congelada la calculé con cociente espectral de infrarrojos (NIR/SWIR). Las imágenes de Landsat son datos abiertos de la NASA.