Disputan Aguililla por mina y rutas en Michoacán

Habitantes y especialistas ven en minerales y vías para el tráfico de de drogas y personas, el interés que narcos tienen en este municipio

Disputan Aguililla por mina y rutas en Michoacán
Más de 200 familias han dejado sus hogares para buscar asilo en Estados Unidos. Foto: Chabell Lucio

La lucha del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) por controlar el municipio michoacano de Aguililla es cada vez más cruenta, sin que autoridades estatales, federales, y menos municipales, puedan frenarla.

 El grupo liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, sostiene una ofensiva contra sus antagónicos de Cárteles Unidos y contra fuerzas de seguridad del estado y la Federación. 

Habitantes, empresarios y especialistas apuntan que el cártel jalisciense tiene más de un motivo para insistir en tomar el control de ese municipio, tierra de El Mencho. 

Una de las fuentes consultadas, afirma que, al no lograr ingresar a esa zona de la Tierra Caliente por el municipio de Tepalcatepec, el CJNG dirigió su estrategia hacia Aguililla, plaza ocupada parcialmente por Cárteles Unidos.

Revela que, en Aguililla, además, hay una mina de hierro que antes fue controlada por el cártel de Los Caballeros Templarios.

Es en esos minerales, se sospecha, está uno de los principales intereses del CJNG, pues se llegan a extraer hasta cinco mil toneladas por día. 

“Es una mina grandísima de hierro, en la sierra de Aguililla. Luego de las autodefensas, el gobierno las paró, pero ellos quieren agarrar el poder de las minas”, aseguró José Graciano González, fruticultor y ex integrante de las autodefensas de Tepalcatepec. 

El hombre, que combatió a Los Caballeros Templarios y de edad avanzada, conoce a fondo la región y su dinámica económica, así como sus conflictos.

Asegura que el CJNG pretende tomar el control de esa franja territorial, lo que le permitiría comenzar su asentamiento en esta entidad.

Dice que, con el avance a gran parte del estado, las “tropas” del CJNG pretenden trazar nuevas rutas para el trasiego de drogas desde la zona costera de Aquila.

“Su enfoque es tomar Aguililla, porque es un recoveco, para luego tomar Tepalcatepec; después quieren brincarle a Los Viagras (en Buenavista) y salir hasta Apatzingán”.

Además de “arrollar completamente (la región Tierra Caliente), también es un pase hacia la costa y puede ser que estén planeando algo en la costa de Aquila (ventana al Océano Pacífico)”, ahondó José Graciano.

Para otros habitantes, “El Mencho”, originario de Naranjo de Chila, en Aguililla, intensifica sus acciones en Michoacán con el fin de que su familia pueda controlar la tierra donde nació, en 1966.

–¿Quiere mandar en su tierra?

–Para mí es puro ego que él trae, y más que nada de su hijo, el mentado 03 (Juan Carlos González, presunto hijo no reconocido), quien está al mando en esa zona.

Ello, “porque la gente no los quiso, porque quieren venir a mangonear, a cobrar y la gente no se quiere dejar”, afirmó Manuel Magaña, empresario y líder de una comunidad ubicada en el vértice de Aguililla, Tepalcatepec y Buenavista.

Javier Oliva Posada, experto en seguridad nacional de la UNAM, coincide con esta hipótesis.

El especialista agrega que la ausencia del Estado mexicano ha propiciado que históricamente los grupos delictivos se establezcan en esta región. 

Recordó que Nemesio Oseguera nació en Aguililla y hay una especie de búsqueda de posicionarse de ese municipio y los aledaños como un reclamo territorial en Michoacán.

Además, indicó, que la Tierra Caliente siempre se ha caracterizado por tener una escasa presencia del Estado mexicano.

“Es un lugar que endémicamente no ha tenido presencia del estado, esto propicia que sea un lugar para cultivar marihuana”, reiteró.

El investigador en temas de seguridad consideró que otra variable, es la desaparición de Los Caballeros Templarios, el debilitamiento de la Familia Michoacana y una disminuida presencia de grupos delictivos michoacanos como Los Viagras.

Eso, consideró, ha hecho más factible el ingreso de cualquier organización criminal que, en este caso, es la liderada por Nemesio Oseguera.

Oliva Posada señaló que la Tierra Caliente de Michoacán es un terreno fértil para la siembra de mariguana.

Y, por su ubicación y condiciones geográficas, la instalación de narco laboratorios para elaboración de droga sintética también en un negocio prolífero. 

Destacó que Michoacán es una zona con una vocación económica predominantemente agrícola que permite manejarla como si fuera una unidad.

“Aunque sea una zona compartida con Guerrero, también te lleva al sur del Estado de México y esa colindancia es una ventaja para sus negocios de tráfico de personas, de droga, fabricación de metanfetaminas, etcétera”, resaltó.

A su estrategia de combate, el Cártel Jalisco Nueva Generación ha incorporado la tecnología de los dispositivos no tripulados (drones), equipados con explosivos. 

Con esta táctica, durante el mes de mayo, el CJNG perpetró dos ataques vía aérea que dejaron dos policías lesionados y tres militares fallecidos en el municipio de Aguililla. 

Estos dispositivos, evidenciados en videos que el propio CJNG difunde en redes sociales, pueden tener un valor de hasta 400 mil pesos.

Además, la organización criminal utiliza armas de alto poder, como los fusiles Barret calibre .50 mm, vehículos blindados y recurre a las amenazas de ataques vía celular, ello ha convertido a la Tierra Caliente en una zona de guerra tecnológica.

Tanto habitantes, como empresarios, autoridades locales, especialistas y hasta la Iglesia católica, consideran que todo lo anterior le han dado esa libertad operativa al CJNG.

Por Chabell Lucio

PAL


Compartir