PEMEX

Detectan túneles de alta ingeniería en huachicol

Investigaciones federales revelan el nuevo modo "subterráneo" de operar del crimen organizado, en el robo de combustibles

NACIONAL

·
La jefa al mando del operativo. La titular de la SSPC, Rosa Icela Rodríguez, es artífice principal de la estrategia contra el robo de combustibles. Fotoarte: Francisco Lagos

Se les conoce con el indicativo de Los Topos y en el último año, fuerzas federales detectaron su operación en 10 ocasiones.

Ellos encabezan el nuevo esquema delictivo de huachicoleo en ocho entidades del país; Pemex reportó pérdidas de mil millones al año, por este delito.

Un informe de la Dirección de Logística de la petrolera mexicana revela que para eludir la vigilancia —aérea y terrestre— de la red de suministro de combustibles, ahora, trazan túneles de "alta ingeniería". Tienen una distancia mínima de 170 metros, cuentan con suministro de luz, ventilación y agua.

Los accesos se encuentran en predios particulares o bodegas y para su construcción, utilizan maquinaria industrial, sin reporte de robo. Y para evadir los manómetros, con los que se detecta la baja de presión del flujo de combustible, los criminales aplican "el puente de robo".

Perforan el oleoducto e instalan la toma para sustracción de gasolina; a cinco metros de distancia abren otro boquete en la tubería e inyectan aire o agua, con un compresor; así evitan que se encienda la alarma, por un bajo nivel de combustible.

 Un informe de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), a cargo de Rosa Icela Rodríguez, revela que en un año se desmantelaron operaciones de Los Topos en: Apaseo el Grande y Apaseo el Alto, Guanajuato; Cadereyta y Escobedo, en Nuevo León; San Martín Texmelucan, Puebla; Tula, Hidalgo; y Ecatepec, Estado de México.

El expediente por este tipo de robos está abierto y se destaca en una de las líneas de investigación es la corrupción de funcionarios; los gobiernos estatales tienen copia de los planos de la red de distribución de Pemex y se sospecha que los criminales tienen acceso a ellos, por el trazado "perfecto" de los túneles.

También se realiza una línea de tiempo sobre la maquinaria industrial que se utilizó para las excavaciones y que fue asegurada, se busca a los verdaderos propietarios, contratistas, hojas de trabajo y las últimas obras donde operaron, así como a los conductores e ingenieros responsables; hay dos excavadoras  que no tienen reporte de robo.

 Entre 2006 y 2015, detallan los archivos de seguridad, se reportó el arresto de 123 trabajadores activos de Pemex por colaborar en el robo de gasolina o gas.

Por Lemic Madrid

maaz