GRUPOS VULNERABLES

Declaran Metrópoli Amigable con las Personas Mayores a zona metropolitana de Guadalajara

El objetivo es que la declaratoria se extienda a todo el estado

NACIONAL

·
Foto: Pixabay

 Guadalajara recibió el nombramiento de primera Metrópoli Amigable emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS),  con las personas mayores, al implementar políticas públicas que garantizan los derechos sociales y mejoran la calidad de vida de dicho sector de la población.

Adicionalmente, se reconoció a los municipios de Atemajac de Brizuela, Sayula, Techaluta de Montenegro, Villa Corona y Zacoalco de Torres, en la Región Lagunas; y San Juanito de Escobedo, San Marcos, Tala y Tequila, en la Región Valles; ya que realizaron un trabajo de diagnóstico que les permite ejecutar un plan estratégico para que sus habitantes gocen de un envejecimiento pleno y activo.

El Secretario del Sistema de Asistencia Social, Alberto Esquer Gutiérrez, reconoció que aún falta mucho trabajo por realizar y mencionó que esta certificación representa un primer paso en la ruta para garantizar los derechos e inclusión de la población mayor en el Estado y se comprometió para buscar la declaratoria estatal en este sentido.

El 2020, 2021 y quizá hasta el 2024 se va mantener la pandemia de COVID-19 que ha obligado a reflexionar sobre diversos ámbitos y niveles de responsabilidad gubernamentales y una de ellas tiene que ver con los fallecimientos, en donde la estadística señala que en México el 52 por ciento de los fallecimientos han ocurrido en personas de 65 años o más, y en el 2020, el país cerró con 120 mil muertos confirmados por este virus.

El exceso de mortalidad, más todos los que fallecieron por diversas causas que indirectamente, están relacionadas con la pandemia al negarse a acudir a recibir atención en hospitales o centros de salud y fallecieron en su domicilio por infarto o enfermedad cardiaca o quienes tuvieron un accidente y no pudieron ser hospitalizadas porque las camas estaba ocupadas con la reconversión para pacientes con complicaciones de salud además de aquellos que no pudieron recibir la operación o tratamiento necesario para su padecimiento por la pandemia y que murieron a consecuencia de ese retraso, son algunas circunstancias que colocan en conjunto a los más de 330 mil decesos de mexicanos que se registraron durante el 2020.

De esos 330 mil muertos, el 52 por ciento eran adultos mayores, y en el Estado de Jalisco se produjo un exceso de mortalidad de poco más de 13 mil personas que no debieron haber fallecido y que fallecieron por la pandemia de COVID-19, no necesariamente de coronavirus, y de estos, alrededor de la mitad, seis mil 500, eran personas mayores de 65 años.

“Todo lo que podamos hacer desde ahora y en el futuro en la perspectiva de esta pandemia y mucho más allá de esta pandemia, por mejorar la posibilidades de que los adultos mayores evolucionen en la comunidad, mantengan su nivel de autonomía, retrasen la degradación de su estado de salud y no solo eso, que puedan vivir los años que tengan que vivir en plenitud, integrados a la cultura, a la posibilidad de recreación, de transportarse de manera segura, integrarse a nivel comunitario, compartir y convivir y desde el sistema de salud para atender sus necesidades específicas es importante porque son un grupo que se encuentra en un nivel de vulnerabilidad social y muchas veces económica”, señaló el representante de la Organización Panamericana de la Salud y de la OMS en México, Cristian Roberto Morales Fuhrimann.

 

Por Mayeli Mariscal

is