La cueva de Mactumatzá, la leyenda de cada Jueves Santo en Chiapas

El cerro Mactumatzá cuenta con una cruz blanca en la cima, pues se tenía la creencia de que esta formación natural era como un volcán de agua que podía desbordarse en cualquier momento

La cueva de Mactumatzá, la leyenda de cada Jueves Santo en Chiapas
Se dice que en este cerro existe también una cueva encantada. Foto: Instagram @southern_wanderers

El cerro Mactumatzá es una elevación orográfica de imponente belleza en el estado de Chiapas, se encuentra en el municipio de Tuxtla Gutiérrez y desde su cima puede observarse una vista panorámica de la Sierra Madre Centroamericana.

Su nombre proviene de la lengua zoque y significa “cerro del agua”, debido a la abundancia del líquido en el interior del cerro. Este mítico lugar le debe su fama a una leyenda que se recuerda cada Semana Santa en el estado.

La leyenda de la cueva de Mactumatzá

Se dice que en este cerro existe también una cueva encantada que permanece oculta durante todo el año por una pared de roca dura. Sin embargo, cada jueves santo, la puerta se abre y les permite la entrada a los curiosos visitantes.

De acuerdo con las personas del lugar, una persona entró uno de esos días y cuando salió dijo que al interior de la cueva había una gran cantidad de comida. Además, la cavidad estaba habitada por personas que son amables con quienes las visitan.

Aquellas personas que deseen entrar pueden comer todo lo que se les ofrece con una condición: no llevarán nada al exterior de la gruta o quedarán atrapadas para siempre. Justo antes de las doce de la noche, las personas ajenas a la cueva deben abandonarla, porque a esa hora se cierra la puerta de nuevo y no vuelve a abrirse hasta el Jueves Santo del próximo año.

La cultura de la región se ha ido transformando

El cerro cuenta con una cruz blanca en la cima, pues se tenía la creencia de que esta formación natural era como un volcán de agua que podía desbordarse en cualquier momento. El objetivo de la cruz es, precisamente, proteger a la población de inundaciones y de los seres sobrenaturales que aparecen en los alrededores.

El Jueves Santo y la cruz blanca son elementos de la religión católica que han sido incorporados a la cultura de los habitantes de la región, misma que se ha ido transformando de acuerdo con los cambios de su entorno.

aar


Compartir