Puebla: Aglomeraciones, riñas y violaciones al protocolo de sanidad durante primer día de vacunación

Los siete puntos de vacunación en la región de San Andrés Cholula se vieron rebasados por la cantidad de gente reunida afuera de sus instalaciones

Puebla: Aglomeraciones, riñas y violaciones al protocolo de sanidad durante primer día de vacunación
Con la exigencia de que se les aplicara la dosis, las personas no respetaron la sana distancia. Foto: Especial

La madrugada del miércoles 24 de febrero, más de cien habitantes de San Andrés Cholula llegaron con sillas y cobijas a acampar fuera del Centro de Salud con Servicios Ampliados (CESSA), con el objetivo de asegurar su vacuna en contra del virus SARS-CoV2.

Las personas mayores llegaron acompañadas de familiares que se sumaron a la fila, con la esperanza de formar parte de los beneficiarios de la primera etapa de vacunación en el municipio en la que se aplicarán 10 mil 800 dosis.

Durante la mañana, la consecuencia fue una aglomeración en los siete puntos de vacunación que se implementaron en la región, mismos que se vieron rebasados por la cantidad de gente reunida afuera de sus instalaciones.

Intentaron burlar al sistema

A pesar de que elementos de la Guardia Nacional intentaron poner orden para evitar algún accidente, el Centro de Salud de Servicios Ampliados de Tlaxcalancingo, el Centro Escolar de San Andrés, además de los centros de salud de Cacalotepec, Acatepec, Tonantzintla, Comac y Tehuiloyocan estuvieron afectados por las personas que, a pesar de no contar con el registro, esperaban recibir la vacuna.

Con la exigencia de que se les aplicara la dosis, las personas no respetaron la sana distancia, por lo que la violación del protocolo de sanidad fue una de las mayores críticas, tanto para las autoridades involucradas como para quienes acudieron a los centros de salud. 

Aunque personal de salud apoyó a colocar el turno en la muñeca, hubo personas que se reusaron a esperar. Lo anterior, sumado a la falta de personal, provocó que la situación se descontrolara, pues hubo riñas entre algunos asistentes.

Con el objetivo de evitar el mismo problema que afuera de sus instalaciones, el personal de salud optó por separar a las personas en grupos de 10 e irlas ingresando poco a poco. También se les solicitó un comprobante de domicilio para evitar que personas de otros municipios intentaran burlar al sistema establecido. Dentro de los centros de salud se mantuvo el protocolo estipulado: re repartió gel antibacterial, se respetó la sana distancia y también el uso de cubrebocas en todo momento.

aar


Compartir