Faro del Comercio: conoce el origen del rayo láser que ilumina Monterrey

Cada noche en la ciudad de Monterrey, un láser verde ilumina el cielo oscuro, pero ¿sabes de dónde se origina? Aquí te contamos su historia

Faro del Comercio: conoce el origen del rayo láser que ilumina Monterrey
Faro del Comercio: conoce el origen del rayo láser que ilumina Monterrey. Foto: CANACO Monterrey

Cuando se recorre el centro de Monterrey, uno de los lugares turísticos más visitados es la Macroplaza, donde hay diversas esculturas y monumentos emblemáticos. Uno de ellos es una torre color naranja de 69.80 metros de largo y 12.33 metros de anchura, llamado el Faro del Comercio.

Es un monolito que contrasta por su color naranja. Se localiza entre otros edificios históricos de Monterrey, que son la Catedral ubicada en la calle Zuazua y el Museo Metropolitano que se encuentra sobre la calle Zaragoza. Además, a su alrededor se encuentra el Palacio Municipal, el Casino de Monterrey y el Barrio Antiguo.

El diseño minimalista del Faro del Comercio se le atribuye al arquitecto mexicano Luis Barragán y su construcción fue a cargo del arquitecto Raúl Ferrara, para finalmente ser inaugurado el 4 de diciembre de 1984. Se construyó con motivo de la celebración de los primeros 100 años de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Monterrey.

En un inicio el proyecto representó una polémica, en primera, por la razón de poner un faro en Monterrey, cuando en la ciudad no hay mar. Y en segunda, fue por el costo del proyecto, que sumó un total de 80 millones de viejos pesos. Solo el rayo láser tuvo un precio entre los 100 mil dólares.

Un año después de su inauguración, en 1985 empezó a funcionar el rayo láser color verde que se puede ver desde diversos puntos de la zona metropolitana de Monterrey. Este sistema del rayo láser fue el primero en su tipo en ser utilizado a nivel mundial. Así como un faro sirve como brújula para los navegantes que se acercan a la tierra, el Faro del Comercio, representa asimismo una especie de brújula para la gente trabajadora de la ciudad. 

El motivo del Faro del Comercio era hacer de Monterrey, una ciudad vanguardista, ya que el sector comercial e industrial, estaba teniendo alcances internacionales y poco a poco, Monterrey se posicionaba más en el panorama industrial. En el año 2001, lo decretaron como Monumento Artístico del Patrimonio Histórico de la Nación.

Desde su construcción, el rayo láser del Faro del Comercio ha iluminado todas las noches en la ciudad. Excepto de los años del 2004 al 2006 aproximadamente, cuando por una falla dejó de funcionar. Fue restaurado y comenzó a funcionar de nuevo el 16 de septiembre del 2006, para la celebración del Día de la Independencia.

El lugar no está abierto al público, pero se sabe que para subir hasta la cima son 346 escalones.

AV


Compartir