Cofece concluye que Ultramar obstruye competencia

El dictamen asegura que naviera tiene poder ilimitado, y rivales no la pueden contrarrestar

Cofece concluye que Ultramar obstruye competencia
TARIFAS ALTAS ● La empresa de Germán Orozco impone barreras a otras navieras, dictaminó una investigación federal. Foto: Especial

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) detectó que la naviera Manga, mejor conocida en Quintana Roo como Ultramar –propiedad de Germán Orozco–, fija las tarifas de transportación a usuarios de ferris en la entidad en dos diferentes rutas.

En el extracto del dictamen preliminar del expediente DC-001-2020, emitido el pasado 4 de febrero, y publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación, la Cofece determinó que no hay condiciones de competencia en las rutas de Isla Mujeres-Puerto Juárez y Cozumel-Playa del Carmen.

Multas millonarias

En noviembre de 2016, la comisión multó a Ultramar y a otras dos navieras en el mercado de ferris, por 45.2 millones de pesos.

“La autoridad investigadora concluyó preliminarmente que hay elementos para determinar que no existen condiciones de competencia efectiva en los dos mercados relevantes definidos”, apuntó la Cofece.

Explica que hay un agente económico con alta participación de mercado y que tiene la capacidad de fijar tarifas, sin que los competidores puedan, actual o potencialmente, contrarrestar dicho poder.

“Magna (Ultramar) tiene la capacidad de fijar tarifas en el mercado relevante Isla Mujeres; con base en ello, se observa que Naveganto, S.A. de C.V., el único competidor actual de Magna, tiene poder limitado”, señaló.

Invisibilidad de inversiones

Apuntó que hay barreras económicas a la entrada, constituidas por el monto, el plazo e indivisibilidad de las inversiones y/o el arrendamiento de las embarcaciones y la escasez de usos alternativos de las mismas, así como con la inversión en publicidad. 

Empresarios de Quintana Roo coincidieron en lo que dictaminó la Cofece. Lenin Amaro Betancourt, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de la Riviera Maya, apuntó que desde hace 20 años se ha advertido que Ultramar acapara la mayor parte del mercado y pone tarifas altas que afectan a turistas y a la población local.  “No hay un control. La publicación de Cofece refleja el sentir de muchos años y es momento de que se tomen medidas”, afirmó. 

Una necesidad

María del Carmen Joaquín, presidenta de la Coparmex en Cozumel, aplaudió el dictamen de la Cofece, pues apuntó que los traslados se consideran “turísticos”, cuando para los habitantes de las islas son una necesidad.  “La Constitución marca claramente el derecho de los mexicanos de transitar libremente dentro de nuestro país.”, dijo. 

En tanto, la diputada federal Adriana Teissier expuso que el problema de origen está en la Ley de Navegación y Comercio Marítimo, pues los traslados están considerados un servicio de interés privado, por lo que cada empresa establece sus precios. 

La Cofece notificó a las empresas y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Con ello, esta última estará facultada para establecer la base de regulación de tarifas en el transporte marítimo de pasajeros.

Por Everardo Martínez y Alejandro Castro


Compartir