UNAM

Catástrofes climáticas en México se quintuplicaron en los últimos 50 años, revela UNAM

En 2020, al menos 2 mil 352 mexicanos fueron afectados por fenómenos climáticos, algunos se pudieron prevenir.

NACIONAL

·
En todo el mundo el panorama parece empeorar. Foto: Archivo.

El panorama luce sombrío. Tan sólo en 2020, al menos 2 mil 352 mexicanos fueron afectados por fenómenos climáticos, año en el que se dañaron 55 mil 954 viviendas, 606 escuelas y 32 hospitales, según datos del Centro Nacional de Prevención de Desastres. Al respecto, Naxhelli Ruiz Rivera, investigadora del Instituto de Geografía (IGg) de la UNAM y coordinadora del Seminario Universitario de Riesgos Socioambientales, aseguró que las catástrofes sólo irán en aumento. 

Detalló que cada día de los últimos 50 años, los desastres meteorológicos han ocasionado la muerte de 115 personas y pérdidas por 202 millones de dólares; es decir, dos millones 64 mil 929 fallecimientos y 3.6 trillones de dólares en las últimas cinco décadas. Durante el mismo periodo, el número de catástrofes se quintuplicó, por el aumento de los fenómenos meteorológicos más intensos o extremos. “Este es sólo un ejemplo de las amenazas a las que está expuesto nuestro país”, se menciona en un comunicado. 

La investigadora considera que algunas catástrofes se pudieron prevenir. Foto: Especial.

Los desastres no se originan de la nada

La científica aseguró que los fenómenos comienzan tiempo antes del momento crítico más visible y su origen puede ubicarse incluso decenas o cientos de años antes, apunta. Por ejemplo, si ocurre una amenaza de gran magnitud, como un sismo y hay calidad en las viviendas, se cumplen códigos de construcción y la población está preparada, el riesgo se reduce significativamente. 

“Si hablamos de los factores que nos han llevado en la Ciudad de México a tener una especial exposición a amenazas, prácticamente hay que remontarnos al siglo XIV con su fundación. Así, consideramos a los desastres como procesos de larga duración”, comentó.

Es por eso que las estrategias nacionales, recomienda Ruíz Rivera, deben enfocarse en la prevención y la reducción del riesgo porque hasta ahora la mayor parte se centra en preparar la respuesta y responder. “Casi todos los esfuerzos son para establecer qué se va a hacer si hay una alerta. La gente se prepara para la respuesta ante un evento”, sugiere. 

msb