Despenalización del aborto

Después de Argentina, los grupos feministas a favor vuelven a presionar, sin embargo esto no es una prioridad para suficientes representantes en el congreso

Despenalización del aborto
Hasta 70 casos a la semana reciben aborteras autónomas en pandemia. Ilustración: Francisco Lagos

Hay tres rutas a seguir para que las mujeres tengan los mismos derechos sin importar la entidad en la que viven, pues hoy solo en CDMX y Oaxaca se permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 12 semanas de gestación. El resto de los estados tiene causales como malformación congénita, violación y peligro de muerte, entre otras. La diputada Martha Tagle dijo a El Heraldo de México que ve complicado que 30 estados reformen su legislación, considerando que Oaxaca tardó 10 años en hacerlo después de que se legalizó en la capital del país. Una segunda vía es realizar una reforma constitucional para garantizar en el el artículo cuarto este derecho, sin embargo los legisladores comprometidos con el tema no son mayoría. "No hay las condiciones, falta lo que sucedió en Argentina", agregó Tagle. "Un trabajo de concientización y de agenda comprometida... No somos mayoría, y hay muchos conservadores y un grupo de gobierno que no se decide", lamentó. Tener un código penal único es la tercera opción, pero esa discusión lleva años in que haya derivado en un proyecto, aseguró Tagle.

La legisladora agregó que se han presentado hasta siete iniciativas en ambas Cámaras para garantizar el derecho a la salud para la interrupción legal del embarazo.

Fanny González, fundadora de Aborto Legal México, aseguró que la ruta más avanzada es la de legislar a nivel estatal. “Por lo que se ha luchado desde los movimientos es por el tema de la despenalización, que implica solo eliminar la tipificación del delito de aborto bajo ciertas causales, la diferencia con la legalización es que ya no hay causales sino que se permite la conducta y además se avala y se garantiza por la ley", señaló González.

 

ABORTAR EN PANDEMIA

“Muchas mujeres se esperaron pensando al que iban a volver a abrir las clínicas pero no, y nos llegaban embarazos avanzados”, indicó González. Y recordó el caso de una mujer de Veracruz que a pesar de contar con valoración médica de diagnóstico de malformación congénita, le fue negado el servicio en clínicas de Veracruz, Querétaro y Ciudad de México, por lo que pidió ayuda a aborteras autónomas.

 

Por Diana Martínez

Escucha casos de feminicidio en Que Nadie Nos Olvide


Compartir