Juicio a expresidentes; éstas son las causas por las que los pueden llevar a la cárcel

El presidente López Obrador mandó al Senado un texto en el que se exponen 12 puntos como argumento para llevar a juicio a Enrique Peña, Felipe Calderón, Vicente Fox, Ernesto Zedillo y Carlos Salinas

Juicio a expresidentes; éstas son las causas por las que los pueden llevar a la cárcel
Juicio a expresidentes.. Foto: Freepng

La conversación en días recientes se basa en la posibilidad de que expresidentes de México como Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox, Ernesto Zedillo y Carlos Salinas de Gortari, sean sometidos a juicio. Este 15 de septiembre el pleno del Senado de la República recibió de manos de Julio Scherer,  la petición del presidente Andrés Manuel López Obrador para someter a una consulta ciudadana el enjuiciamiento de los exmandatarios, por lo que ya se dio turno y se envió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para su análisis.

“¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a la leyes y procedimientos aplicables investiguen y en su caso, sancionen la presunta comisión de delitos por parte de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón  Hinojosa y Enrique Peña Nieto, antes, durante y después de sus perspectivas gestiones?”, es la pregunta de la consulta que el presidente presentó durante su conferencia mañanera de este martes.

 

Es de recordar que el mandatario mexicano se ha pronunciado por no enjuiciar a quienes anteriormente ocuparon su lugar, sin embargo, dice, se respetará la voluntad que el pueblo manifieste en la consulta. 

16 puntos

El texto que el presidente envió consta de 16 puntos en los que se detallan los motivos por los cuales enjuiciar a los presidentes. 

Carlos Salinas de Gortari (1988-1994)

A este personaje se le acusa de que durante su mandato la pobreza se agudizó en México.

“En julio  de 1988 cuando Salinas fue impuesto por un fraude, en la lista de la revista Forbes, en la cual figuran las personas más ricas del mundo solo aparecía una familia mexicana, la de la Garza Sada con 2 mil millones de dólares, pero al finalizar aquel sexenio ya estaba incorporados a ese listado otros 24 mexicanos, casi todos ellos habían sido beneficiados con empresas minas y bancos que antes eran propiedad de los mexicanos”, dijo AMLO. 

Ernesto Zedillo (1994-2000)

En lo enviado al Senado también se lee que Ernesto Zedillo "continuó las políticas privatizadoras de su antecesor y las llevó hasta sus últimas consecuencias: privatizó bienes nacionales como los Ferrocarriles pero además adjudicó al conjunto de los mexicanos deudas privadas por un monto de 552 mil millones de pesos en el marco del “rescate bancario” de 1998.  A la fecha, aunque el país ha pagado a los bancos 700 mil millones de pesos por bonos del Fobaproa, esa deuda pública asciende a cerca de dos billones y no terminará de saldarse sino hasta el año 2070".

Vicente Fox (2000-2006)

Se manifestó que éste personaje alcanzó la presidencia con el Partido Acción Nacional (PAN), gracias al anhelo social de alcanzar la democracia y la alternancia. "Sin embargo, cuando se acercaba el final de su gestión intervino indebida e ilegalmente en el proceso electoral a fin de impedir el triunfo de la oposición. Tal intromisión no solo fue reconocida en el fallo con el que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) legalizó el turbio proceso electoral de 2006 sino por el propio Fox, quien, al año siguiente, en una entrevista con Telemundo, admitió que 'era importante detener a López Obrador', y en 2010 se jactó de haber 'cargado los dados' del proceso electoral. De esa forma, traicionó el mandato democrático al que se debía y los principios mismos de la democracia".

Felipe Calderón (2006-2012)

A Felipe Calderón, se le acusa de haber sumido a México "en una estrategia militar supuestamente orientada a 'combatir el narcotráfico' que exacerbó la violencia y multiplicó las zonas del territorio nacional bajo control de las bandas delictivas, pese a las innumerables y conocidas advertencias de que tal política habría de resultar contraproducente y terriblemente costosa para México. Lo más grave: colaboradores suyos y periodistas independientes le señalaron los indicios de que su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, era cómplice de una de las facciones del narcotráfico, pero el gobernante no hizo nada. A la luz de la detención y el enjuiciamiento de García Luna en Estados Unidos, la actitud de Calderón solo puede explicarse como fruto de una extremada irresponsabilidad o de complicidad activa o pasiva con la delincuencia organizada".

Por su parte el exmandatario ha manifestado que lo que el presidente propone es violatorio de sus derechos. 

Enrique Peña Nieto (2012-2018)

Por último al presidente surgido de las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se le acusa en el texto de corrupción durante su campaña presidencial. "Declaraciones recientes de Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex durante el sexenio de Peña, han permitido documentar que parte de ese dinero provino de sobornos anticipados de la empresa Odebrecht. Por otra parte, los señalamientos de Lozoya apuntan a la presunta complicidad de Peña Nieto en las cuantiosas sumas de dinero que se entregaron a legisladores del PAN para obtener los votos y la aprobación de la llamada reforma energética, así como en la compra fraudulenta de la planta de fertilizantes Agronitrogenados, operación que causó al erario un quebranto superior a los 200 millones de dólares".

Por Redacción Digital El Heraldo de México

psc

 

Compartir