Accidentes viales, principal causa de muerte en niños: OPS/OMS

La organización señala que los menores que viajan en automóvil lo hacen de forma insegura

Accidentes viales, principal causa de muerte en niños: OPS/OMS
La mayoría de la población hace caso omiso a las indicaciones para los pasajeros menores de 12 años

México ocupa el primer lugar en América Latina de mortalidad en niños, cuya edad oscila entre 5 y 14 años, de acuerdo con un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS); pues en el país 8 de cada 10 menores viaja en automóvil de forma insegura.

Lo anterior se debe a la falta del uso de sistemas de retención infantil, mejor conocidas como sillas portadoras o autoasientos, que de acuerdo con el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi), la cifra es alarmante, por lo que urge a que se establezca una cultura vial entre la población.

Graco, productora de autosientos, asegura que hay “quienes piensan que llevar a los pequeños en brazos es una forma de cuidarlos mejor, nada más equívoco, ya que no portar cinturón de seguridad aumenta hasta cinco veces el riesgo de sufrir lesiones mortales”.

Destaca que pese a que el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México tiene indicaciones especiales para los pasajeros menores de 12 años de edad o que midan menos de 1.45 metros de altura. La mayoría de la población hace caso omiso al respecto.

La firma estadounidense recomienda que “los pequeños deben ocupar las plazas traseras, de hecho debe ser la inmediatamente posterior a los asientos del conductor y piloto, llevar un cinturón de seguridad de mínimo tres puntos, en un sistema de retención infantil (autoasiento) o asiento elevador debidamente colocado (booster).

Menciona que los asientos elevador o booster también son vigilados, ya que se ocupan únicamente en niños mayores de 4 años o con más de 13 kilos de peso, y deben estar sujetos por el cinturón de seguridad del vehículo.

La OPS/OMS, que es la oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), asegura que los traumatismos causados por el tránsito pueden ser prevenidos. “La experiencia internacional sugiere que un organismo coordinador con financiación suficiente y un plan o estrategia nacional con metas mensurables son componentes cruciales de una respuesta sostenible al problema de la seguridad vial”.

El Instituto Nacional de Seguridad Pública (INSP) destaca en su portal que consciente del grave problema de salud pública que representa la seguridad vial de los mexicanos ha desarrollado más de media docena de estudios relacionados con el tema, entre los que se encuentran: Ambiente seguro: intervenciones para prevención de atropellamientos (ASIPA); Impacto de los Puente peatonales en la prevención de atropellamientos en la Ciudad de México D.F.; Impacto económico de las lesiones por accidente de tráfico en el sistema de salud; Monitoreo y evaluación del impacto de intervenciones destinadas a prevenir las lesiones causadas por el tránsito en dos ciudades de México; Prevención de accidentes de tráfico. Identificación de intervenciones con participación de los actores involucrados, y Uso de casco, celular y exceso de velocidad al conducir: prevalencia y factores asociados en cuatro ciudades de México.

Por su parte, Graco recordó que dentro del Reglamento se pide que los autoasientos cumplan con certificación estandarizada, con un sistema de anclaje y sistema de ajuste adecuado; sin embargo, estas normas son rigurosamente dictadas en otros países como Estados Unidos, donde se revisan desde los materiales, caducidad de los mismos, pruebas de alto impacto y más.

RECOMENDACIÓN

La firma de productos infantiles pidió tomar en cuenta que los autoasientos deben ser colocados de espaldas al parabrisas del auto (viendo hacia atrás), hasta que el niño pese menos de 18 kilos. Si el vehículo cuenta con bolsas de aire en el asiento en el que se coloca el sistema, éstas deben ser desactivadas, para evitar lesionarlo.

Los asientos elevador o booster también son vigilados, ya que se ocupan únicamente en niños mayores de 4 años o con más de 13 kilos de peso, y deben estar sujetos por el cinturón de seguridad del vehículo.

“Un autoasiento seguro debe tener un diseño que envuelva al pequeño de todas las formas posibles; por ejemplo, debe proteger su cabeza, huesos y órganos internos de las fuerzas involucradas en percances de tránsito”.

“Algunas de las principales características a revisar son los cinturones de seguridad, que en México se pide sean de mínimo tres puntos, dos sobre los hombros y uno en la entrepierna, estos deben ser acolchados y sin roce a su piel”.

Agregó que su autoasiento convertible Sequel 65 está ranqueado por las revistas para padres como uno de los mejores productos de EU; pero también cuentan con el autoasiento Convertible 4Ever, que se ajusta automáticamente a una sola mano, sin necesidad de desmontar el arnés; además del Extend2Fit, cuyo panel de extensión tiene cuatro posiciones para dar pulgadas extra al espacio para las piernas, dependiendo de los kilos que pese tu hijo y la posición en la que uses el autoasiento.

Agregó que la única opción es extremar las medidas entre los menores y advirtió que los menores nunca deben ir parados en los asientos o en las piernas de un adulto, porque el riesgo es mayor de que ocurra una lesión grave. 

POR REDACCIÓN

Conoce casos de feminicidio en Que Nadie Nos Olvide


Compartir