La Universidad de Guadalajara nunca volverá a ser la misma

Pandemia de COVID-19 evidenció un reto: hacer más eficiente el sistema educativo mexicano. Se requieren cargas académicas adecuadas y flexibles

La Universidad de Guadalajara nunca volverá a ser la misma
Pandemia evidenció retos educativos, sostiene Ricardo Villanueva. Foto: Especial

La pandemia mundial de COVID-19 ha marcado a la Universidad de Guadalajara en todo sentido, la transformación es educativa, académica, científica y social. El rector Ricardo Villanueva Lomelí enfatizó que el rol universitario es indispensable en estos tiempos.

“Este hecho dejará su huella en la historia de nuestra generación, y marcará para siempre a las próximas generaciones. La digitalización educativa ya no será una opción, sino una realidad necesaria, y hay que enfrentarla de manera planificada, realista y pertinente”.

Desde lo más obvio, como la educación digital, se han definido los retos y las necesidades para enseñar a distancia. Los programas educativos se transformaron drásticamente, dijo Villanueva al inaugurar el XXVIII Encuentro Internacional de Educación a Distancia, en el marco de la FIL Guadalajara.

En México, en la década de los 50, solo dos por ciento de los jóvenes podía cursar educación superior, hoy la cifra ronda 36 por ciento. Lejos de alegrarse, preocupa porque eso significa que cerca de 64 por ciento no ingresan a las universidades. En contraste, Corea del Sur pasó de 3% a 80%.

El reto es hacer más eficiente el sistema educativo mexicano, con cargas académicas adecuadas y flexibles.  El COVID-19 obligó a ver hacia el futuro con los aprendizajes de todo lo vivido. La migración de la educación a plataformas digitales no es, ni será, un proceso sencillo.

En el evento, expertos de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, España, Paraguay, Uruguay y México analizarán los desafíos de la educación superior, la transformación tecnológica, innovación y educación superior, así como la calidad de la educación a distancia.

universitarios

Además se entregará el premio ANUIES-ECOESAD a la Universidad Autónoma de Yucatán por su proyecto “Diplomado en apicultura”, en su modalidad en línea.


Compartir