¿Podrán los guadalupanos asistir a la Basílica antes y después del cierre?

El sociólogo señaló que el cierre de los alrededores de la iglesia y el atrio dependerá de las autoridades

¿Podrán los guadalupanos asistir a la Basílica antes y después del cierre?
La Basílica de Guadalupe estará cerrada del 10 al 13 de diciembre. Foto: Especial / CUARTOSCURO

Ante el anuncio sobre cerrar la Basílica de Guadalupe del 10 al 13 de diciembre con motivo de la emergencia sanitaria en el que  se busca evitar la aglomeración de la gente, Bernardo Barranco señaló que el cerrar uno de los santuarios más importante s de México y del mundo al que asisten 20 millones de personas anualmente, es un acto de sensatez por parte de la iglesia católica, el arquidiocesis de México en colaboración con el gobierno de no propiciar contagios.

Señaló que muchas personas de la República Mexicana, e incluso de rancherías y lugares muy apartados que no han sido tocados por el covid-19, en el que en un acto como este podría poner en riesgo a lugares que no han sido afectados. 

"Ha sido una medida dolorosa para todos los creyentes pero creo que imperó la sensatez", dijo Barranco.

Ante la reacción de los guadalupanos en el que podrían ir antes de que cierren o después, el economista por la UNAM señaló que dependerá mucho de la propia iglesia y de las autoridades, además, explicó que habrá cordones y no solo se cerrarán las puertas de la Basílica o el Atrio, sino sus alrededores, acto que dependerá mucho de la orientación que de la iglesia que ha empezado a señalar que se celebre en las diferentes iglesias y parroquias de cada entidad.

Consuelo para los guadalupanos

El también maestro en Sociología del Catolicismo, señaló que la Basílica no pretende que se presenten cuadros masivos en los alrededores, que tendría el mismo efecto que si entraran, por lo que existirá un trabajo mediático que tendrá que hacer la televisión pública, las propias televisoras comerciales en el que tendrán que jugar un papel importante, en el que se celebre de una manera muy atípica pero que continúe esta celebración del 12 de diciembre.

"Muchos cristianos, gente de escasos recursos, aislada, que con mucho dolor de pérdida de familiares, de empleo, de remuneración, es una aliciente encontrarse con la virgen que es un manto materno, una protección o un consuelo", señaló el sociólogo.

Escucha la entrevista completa aquí:


 

 


Compartir