Llueve, truene, relampaguee o haya pandemia la correspondencia tiene que llegar

En el caso de los carteros, su trabajo en la calle ha sido cada tercer día, lo que ha duplicado el trabajo para algunos con el fin de tener cubiertas todas sus zonas de reparto casa por casa

Llueve, truene, relampaguee o haya pandemia la correspondencia tiene que llegar
Correos de México enfrenta el gran reto de competir con los grandes consorcios de paquetería. Foto: Daniel Ojeda

Durante los primeros días de confinamiento y como se replicó en distintas dependencias públicas y privadas, personal del Servicio Postal Mexicano considerado población de riesgo permaneció en casa realizando sus labores correspondientes, a la fecha 18 por ciento de sus empleados continúan en confinamiento. 

En el caso de los carteros, su trabajo en la calle ha sido cada tercer día, lo que ha duplicado el trabajo para algunos con el fin de tener cubiertas todas sus zonas de reparto casa por casa.

“Es algo que hacemos de corazón, estamos contentos a pesar de la pandemia pues es un trabajo que agradecemos tener aún”, confiesa Miguel Ángel Cruz, distribuidor y cartero en el Palacio Postal de Correos de México.

En su andar en bicicleta por las calles del centro de la Ciudad de México, Miguel Ángel carga en su maleta las cartas que procura no entregar de mano a los usuarios por temor a contagiarse. Las medidas de higiene se tienen que cumplir: cubrebocas, lavado de manos, uso de gel antibacterial antes y después de estar en ruta.

El recurso humano en estas instalaciones también se involucró en más ocupaciones. Foto: Moisés Rosas

De hecho, las medidas sanitarias son aplicadas desde el momento que llega el correo hasta el Centro Complejo Pantaco donde camiones y oficinas de recepción y despacho son desinfectadas para recibir las 100 toneladas de correspondencia nacional e internacional que serán distribuidas en la República.

El recurso humano en estas instalaciones también se involucró en más ocupaciones pues la ausencia de personal en las diferentes áreas es sentida al tratarse de tareas manuales como la clasificación de cartas y paquetería.

Se apoyan de 6 mil 194 carteros. Foto: Moisés Rosas

Aunado a esto, Correos de México enfrenta el gran reto de competir con los grandes consorcios de paquetería que, a pesar de contar con gran tecnología e infraestructura, en las calles se siguen apoyando de los 6 mil 194 carteros que conocen cada rincón de nuestro país.

 

Por Moisés Rosas


Compartir