“Nuestras vidas importan”, protesta comunidad LGBTTTI frente al Congreso de Chiapas

Al menos 20 personas han sido agredidas y cinco asesinadas durante este 2020; la última fue Violeta, encontrada sin vida en un terreno baldío en Copoya

“Nuestras vidas importan”, protesta comunidad LGBTTTI frente al Congreso de Chiapas
ONG señalaron que van 20 agresiones contra los integrantes de la comunidad. Foto: Especial

En una protesta pacífica, la comunidad LGBTTTI en Chiapas pidieron a la sociedad parar las agresiones y exigieron al Congreso del Estado intervenga en el reconocimiento, protección y defensa de sus derechos. 

Portando vestimenta negra, colocaron un féretro en la entrada del palacio legislativo y uno a uno, dieron voz a los casos de agresiones en los distintos municipios de Chiapas, destacando Tapachula, Tuxtla Gutiérrrez y San Cristóbal de Las Casas. 

“Este año, ha sido un año muy difícil para todas las personas por la emergencia sanitaria que nos encontramos viviendo, sin embargo, la violencia por orientación sexual e identidad de género ha sido permanente”. 

Tan sólo en enero contabilizaron cuatro agresiones, en uno de los casos la mujer trans perdió la vida. La violencia continuó en mayo y se intensificó en este mes. El conteo de las organizaciones expone 20 agresiones y cinco asesinatos, aunque no descartan que el número sea mayor.  

Transfeminicidio de Violeta

El 19 de octubre, un grupo de mujeres trans fueron perseguidas y agredidas con un arma blanca. Aunque el agresor fue detenido, más tarde la policía lo liberó y el área de Atención inmediata de la Fiscalía General demoró en atenderlas por falta de lesiones. 

“Esa misma noche, la noche en la que las compañeras trans presentaban su denuncia, Violeta desapareció y el día 21 de octubre su cuerpo sin vida fue encontrado en un terreno baldío de Copoya”, a 8 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez, donde tenía su residencia. 

La mujer trans salió de su domicilio la noche del 19 de octubre, pero no llegó a su destino. Gerardo, es el nombre que colocó la Fiscalía General del Estado de Chiapas en la ficha de búsqueda de Violeta. 

Dos días pasaron y la autoridad encontró el cuerpo de la joven de 25 años de edad. 

“Basta del discurso temporal desde los espacios institucionales cuando surge la marea arcoíris en las fechas en las que hay que hacer pronunciamientos obligatorios sobre el tema. Queremos acciones que nos permitan vivir una vida libre de violencia”.   

En la protesta de la comunidad, agregaron que necesitan a legisladores que realmente los representen y les den voz.

Por Jeny Pascacio 


Compartir