Expertos del IPN mejorarán urnas para voto electrónico del INE

Los académicos realizaron la verificación técnica y de confiabilidad de estos equipos, que ya fueron probados en las elecciones de Coahuila e Hidalgo

Expertos del IPN mejorarán urnas para voto electrónico del INE
Los expertos del IPN acordaron que se robustecerán los mecanismos de procesamiento de datos en las urnas electrónicas. Foto: Especial

Especialistas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) mejorarán el funcionamiento de tres modelos de Urnas Electrónicas del Instituto Nacional Electoral (INE) y de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE).

Los académicos realizaron la verificación técnica y de confiabilidad de estos equipos, que ya fueron probados en las elecciones de la semana pasada en Coahuila e Hidalgo y que servirán para impulsar y garantizar la efectividad del voto en el país.

Después de la revisión, los expertos junto con funcionarios del INE acordaron que se robustecerán los mecanismos de procesamiento de datos en las urnas electrónicas, para mantener la información íntegra, confiable y disponible en el momento que lo requiera la autoridad electoral.

Así lo explicó Antonio Castañeda Solís, coordinador académico de la maestría en Ingeniería en Seguridad y Tecnologías de la Información, de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Culhuacán.

El experto del Politécnico describió que la verificación de las urnas electrónicas consistió en la identificación, configuración y validación de diversos escenarios, para garantizar la efectividad del voto electrónico.

En este proceso, se evaluaron los sistemas operativos, bases de datos, puertos de entrada y salida, sistema de almacenamiento y los parámetros de usuarios, privilegios y roles.

También se hicieron pruebas funcionales para cada tipo de urna, en las cuales se revisó cómo respondían a diversos casos de prueba y luego se compararon los resultados, proceso denominado pruebas de caja negra, añadió el experto a través de un comunicado.

La evaluación de las urnas abarcó el reconocimiento de vulnerabilidades de los programas instalados en el sistema operativo y la validación de comportamiento de las urnas ante intentos de intrusión al usar hardware externo.

A partir de esta evaluación, se identificaron las áreas de oportunidad de cada una de las urnas electrónicas.

Las próximas elecciones se llevarán a cabo en 2021, donde estarán en juego 15 gubernaturas, 500 diputaciones federales, además de alcaldías y ayuntamientos en diversos estados, entre otros cargos.

Por Gerardo Suárez


Compartir