Embarazos de niñas y de adolescentes presuponen una violación equiparada: Sánchez Cordero

La funcionaria dijo que los derechos de los niños y adolescentes deben ser respetados y protegidos por las autoridades

Embarazos de niñas y de adolescentes presuponen una violación equiparada: Sánchez Cordero
ACTO CRIMINAL. La funcionaria dijo que los embarazos adolescentes suelen estar ligados al abuso sexual

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero consideró que los embarazos de niñas y de adolescentes presuponen una violación equiparada, por lo que la dependencia federal presentó la campaña de comunicación para la prevención del embarazo adolescente y el abuso sexual de las niñas.

La campaña tiene como eslogan “Yo Decido, Exijo Respeto” forma parte de la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente (ENAPEA).

“(Necesitamos impulsar) un cambio que favorezca la equidad, la igualdad de género y que favorezca el ejercicio pleno, libre, informado de su libertad sexual. Un cambio que evite que continúen los lamentables embarazos de niñas menores de 14 años y de adolescentes de 14 a 17 años, y que contribuya a erradicar todas estas formas de violencia contra las mujeres, muy especialmente contra esta violencia que ocurre en el interior de los hogares. Los embarazos de niñas infantiles y de adolescentes presuponen una violación equiparada, así de fuerte”, aseguró.

Pidió que se respete la libertad de los jóvenes

Sánchez Cordero dijo que los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos, y las y los adolescentes deben ejercerlos en amplio margen de dignidad, pero también de autonomía progresiva y de libertad. 

“Confirmo la necesidad de ampliar y de difundir esta campaña y este segundo spot en el que hoy se presenta con el eslogan Yo Exijo Respeto, que está dirigido hacia la prevención y el abuso sexual de las niñas. Tanto el spot como el eslogan tienen como finalidad alertar a las propias niñas de los riesgos que son reales en el ámbito familiar, escolar y comunitario; además apela a la solidaridad de las madres de familia para que ellas sean las primeras en apoyar a sus hijas y no las últimas”, explicó.

Por: Paris Salazar 


Compartir