Meade: mesura, su arma secreta

Meade: mesura, su arma secreta
Meade: mesura, su arma secreta
Meade: mesura, su arma secreta
Meade: mesura, su arma secreta
Meade: mesura, su arma secreta
Meade: mesura, su arma secreta


Su entorno cercano comenta que siempre está buscando nutrir un diálogo plural, con una facilidad de crear alianzas con todos los partidos.


 
  José Antonio Meade ha sido discreto en sus intenciones de competir por la Presidencia de la República. Aclara que es un funcionario que respeta a las instituciones, pero se mueve y se mueve mucho. Es el único funcionario que en dos sexenios, uno panista y otro priista, ha encabezado cinco veces secretarías de Estado. Hoy es un perfil para competir en el 2018. Sus cercanos aseguran que no tiene una ambición desmesurada por el poder. Sin embargo, en una de las últimas reuniones aceptó que si en este momento fuera elegido para dejar la Secretaría de Hacienda, estaría en una posición muy cómoda, porque ya pasó lo peor de la llegada de Donald Trump. “Vamos a toda madre”, expresa en confianza Meade. Por eso, considera que hoy sería un buen día para enfilarse hacia Los Pinos. Meade tiene dos aliados y amigos en el gabinete ampliado: José Antonio González Anaya, de Pemex, y Mikel Arriola, en el IMSS. Son sus amigos, incluso más cercanos de Luis Videgaray, titular de la SRE. Su entorno cercano comenta que siempre está buscando nutrir un diálogo plural, con una facilidad de crear alianzas con todos los partidos. El licenciado en Economía por el ITAM y en Derecho por la UNAM, cuyas carreras estudió al mismo tiempo, y doctor en Economía por la Universidad de Yale, conoció a la mayoría de sus amigos más cercanos en la universidad. Luis Videgaray, Ernesto Cordero, Virgilio Andrade, todos en puestos de poder.
No obstante, su círculo laboral es muy pequeño. No a cualquiera le tiene confianza. Vanessa Rubio, quien conoció en su primera estancia en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el gobierno de Felipe Calderón, el oficial mayor Ignacio Vázquez, Julio Cesar Guerrero, jefe de oficina de Hacienda, y Emilio Suárez, titular de la banca de desarrollo, son su gente de confianza, con quien realmente puede contar en el desempeño de su trabajo. Cuando puede en sus eventos, hace caminatas. Es común encontrarlo caminando sólo por el Centro Histórico, caminando sin guaruras y sin llamar la atención. Sus cercanos dicen: Te dirá que no va por la presidencia, pero si lo llaman, está listo.
 

¿Quién es?

48 AÑOS / JOSÉ ANTONIO MEADE KURIBREÑA / Ciudad de México. Es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, también es licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la UNAM y doctorado en Economía por la Universidad de Yale. /Ha sido profesor de economía en el ITAM y en Yale.
 

En radiografía

El tipo somático Meade es ectomorfo, de una naturaleza robusta, hombros caídos y dificultad de hacer músculo. Tiene una imagen suave, no proyecta energía o fuerza a pesar de que es una persona muy activa.  

Frialdad de los número

Meade ronda entre el 5 y 8 por ciento de preferencias entre priistas, lo que lo pone en las preferencias del PRI para 2018. Por otro lado las preferencias que acumula en las diversas encuestas tiene entre 8 y 11 por ciento de posible votación a su favor.  

¿Qué proyecta?

A lo largo de diferentes administraciones e identidades partidistas, no tiene negativos.
Está acostumbrado a las cámaras y actos políticos pero evidencia falta de fuerza en el discurso.
Su imagen es estructurada, con un atuendo uniforme, no toma riesgos en el uso de las corbatas, usa una amplia variedad de colores intensos, claros y variados.
 

Debe cuidar

José Antonio Meade es un personaje bien articulado y con argumentos discursivos sólidos. Sin embargo, la dicción que maneja es un aspecto que debe mejorar, sobre todo de ser el candidato designado.  

¿Qué dice?

Siempre ha proyectado una imagen responsable. Al frente de la Secretaría, ha sido enfático en la importancia de poseer finanzas sólidas y sanas. Al frente de la SHCP ha mantenido un perfil comunicativo bajo y sólo se ha hecho presente en medios en momentos que la coyuntura lo exige.
 

Podría explotar más

Una carrera impecable, sin escándalos, con una percepción de confiabilidad, debe incentivar el nivel de conocimiento de sus acciones.
 

Post al aire

José Antonio Meade tiene desplegada su estrategia digital a través de la presencia en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube. El uso que da a sus cuentas es informativo de las actividades que realiza y con nula generación de interacción con sus seguidores.  

¿Qué dice que no puede decir?

Por haber sido secretario tanto en sexenio panista como priista, Meade no puede ser crítico de los acontecimientos en el gobierno albiazul. Dicho tema, limitaría enormemente su discurso crítico. Es de los pocos políticos que, a partir de las distintas agendas que ha conducido, ostenta la gran capacidad de diálogo y negociación que posee con actores políticos de todas las liaciones partidistas.
 
Por Pierre-Marc René, Jesús Sänchez, Paula Selene de Anda y César Colunga
   

Más candidatos para el 2018:

Margarita Zavala: Trabas no la frenan Osorio Chong: Lealtad, su carta para el 2018 Mancera: Va por Los Pinos sin AMLO Narro: Conecta con los jóvenes Aureoles: Aspira pese a críticas Graco Ramírez: Quiere, aun con errores Enrique de la Madrid: suena su nombre al 2018 Moreno Valle: panista hecho en el PRI AMLO: tercera y última llamada  

Compartir