“TENEMOS QUE HABLAR DE SUICIDIO”

La conmovedora carta de una destrozada mamá a horas de que se suicidara su hija de 19 años

Luciana Baca acusó a las autoridades por no atender los casos de salud mental

MUNDO

·
La angustiada madre compartió un emotivo mensaje.Créditos: Captura de pantalla

Lola tenía 19 años de edad y para dejar de autolesionarse decidió que la mejor manera de hacerlo era quitándose la vida. Su madre identificada como Luciana Baca dedicó una emotiva carta con el fin de hacer un llamado a los servicios de salud de su natal Argentina para no solo archivar los casos de suicidio y atenderlos, señaló a través de sus cuentas de redes sociales.

Al inicio de la misiva, Luciana la tituló: “Tenemos que hablar de suicidio”, escrito que publicó horas depués de la muerte de su hija adolescente: “A los amigos de Bassu, a mis alumnos y a los adolescentes: mi hija era una persona que, dolorosamente, estaba enferma. La decisión que tomó solo pudo haber nacido de esa p*** enfermedad mental que no se ve y que es un estigma social”, escribió la destrozada mujer.

Asimismo, Luciana describió cómo era su hija a quien enumeró varias actividades que realizaba hasta que enfermó de depresión. El objetivo de publicar la carta es visibilizar y generar conciencia sobre los casos de salud mental.

“Antes de enfermarse, Lola era una persona bella, inteligente, dulce, que sabía cantar, escribir, dibujar y todo lo hacía con mucho talento. La enfermedad y las drogas le quitaron muchas de esas virtudes, solo le dejaron pequeños destellos que eran lo único que me alegraba la vida entre tanto dolor.

Lo que Lola hizo no es de valientes, no es de cobardes, no es una escapatoria, no es como el game over de los jueguitos que te da la posibilidad de jugar mil vidas más. El suicidio es desesperación, es desidia y es falta de acompañamiento no solamente de la familia, hablo del Estado, de las leyes y de los profesionales de la salud mental"

"El suicidio es una mi****"

Además agregó: "El suicidio es una mi**** porque te saca todas las posibilidades de seguir intentando, de salir adelante, de afrontar los problemas y aprender de ellos para ser más fuertes".

La angustiada madre habló del suicidio de su hija. Foto: Archivo

Y eso es lo que les quiero decir a ustedes: la vida te va diciendo cómo tenés que vivir: qué personas y cosas importan y a cuáles no hay que prestarles atención. Cuando sos adolescente todo se vive de otro manera, como si la vida fuese en blanco y negro, como si todo pudiese dividirse en amor/odio, alegría/tristeza. 

Se los digo porque me pasó y me angustié por situaciones o personas que no valían la pena. Hoy son apenas un recuerdo. Quédense con eso: lo que hoy te duele y te angustia, mañana puede ser solo un recuerdo y nada más. No tomes ninguna decisión mientras estés triste o angustiado. No estás solo, no te quedes callado si algo te duele: lo mejor es siempre hablar.

Hoy Lola no tiene esa posibilidad y mi corazón se fue con ella. San Pedro necesita que las madres y los padres que estamos atravesando esta situación nos unamos. No podemos quedarnos cruzados de brazos mientras nuestros chicos se matan”, enfatizó Luciana.

Si sufres o conoces a alguien que necesita ayuda puedes llamar al número de atención telefónica Línea de la Vida 800 911 2000. Funciona las 24 horas de los 365 días del año a nivel nacional. Los especialistas te acompañan de manera personalizada dando seguimiento a tu necesidad hasta la conclusión de la misma.

RMG