AFGANISTÁN

Escapan de Afganistán; huyen de régimen Talibán

Miles intentaban salir de Afganistán ante el posible regreso de la ley islámica. Biden dijo que le faltó voluntad al ejército afgano

MUNDO

·
DESESPERACIÓN. Decenas de personas corrían en Kabul junto a un avión C-17 de la Fuerza Aérea de EU. El aeropuerto fue reabierto. Foto: AP

Miles de personas desesperadas acudieron ayer al aeropuerto de Kabul para intentar salir de Afganistán, que cayó en manos de los talibanes tras el colapso del gobierno y la huida al extranjero del presidente, Ashraf Ghani.

La situación en el aeropuerto, cuyas pistas fueron invadidas, empeoró tanto que todos los vuelos, civiles y militares, tuvieron que ser suspendidos, dijo el Pentágono.

Al menos siete personas murieron en el caos, informaron funcionarios de Estados Unidos. El fulgurante triunfo de los insurgentes desencadenó escenas de pánico y caos. Una marea humana se precipitó hacia el aeródromo para tratar de huir del nuevo régimen que el movimiento islamista radical, de regreso al poder después de 20 años de guerra, promete establecer.

Videos difundidos en las redes sociales muestran a cientos de personas corriendo cerca de un avión militar estadounidense a punto de despegar, mientras algunos intentaban engancharse de sus partes laterales y ruedas.

Otros videos muestran a miles de personas esperando en la pista. Grupos de jóvenes se agarraban a las pasarelas o las escaleras, intentando subir a un avión. Y muchos más trataban de huir por tierra y atiborraron la frontera.

La multitud, desesperada, no parecía estar convencida de las promesas de los talibanes de que nadie debía temerles. El Talibán, que gobernó Afganistán desde 1996 hasta 2001, está intentando proyectar una imagen moderada.

Pero muchos afganos consideran poco probable que los talibanes cumplan sus promesas. Temen que retomen prácticas del pasado y vuelvan a imponer la sharia, la ley islámica. Durante su régimen, no permitieron a las mujeres trabajar e impusieron duros castigos, como azotes o la horca.

En un video en redes sociales, el cofundador del Talibán, Abdul Ghani Baradar, anunció la victoria. "Ahora tenemos que mostrar que podemos servir a nuestra nación y garantizar la seguridad", dijo.

La debacle es total para las fuerzas de seguridad afganas, financiadas con cientos de miles de millones de dólares de EU.

LA POSTURA DE BIDEN

El presidente estadounidense, Joe Biden, defendió "firmemente" la retirada de EU de Afganistán, tras dos décadas  de intervención.

Biden aclaró que nunca se planteó que la misión de Estados Unidos fuera la construcción de una nación y culpó de la toma de la llegada al poder de los Talibán a la falta de voluntad del Ejército afgano para luchar contra los rebeldes.

Estoy totalmente de acuerdo con mi decisión", señaló. "Después de 20 años, he aprendido por las malas que nunca hubo un buen momento para retirar las fuerzas estadounidenses. Por eso todavía estamos allí".

La toma del poder de los talibanes se produjo después de que la OTAN pusiera fin a su misión de nueve mil 500 efectivos en Afganistán, tras la decisión de Biden de sacar las tropas de EU de ese país.

Washington anunció que sólo reconocerá un gobierno Talibán en Afganistán si respeta los derechos de las mujeres y se aparta de movimientos extremistas como Al-Qaeda.

EU aseguró que los talibanes no tendrán acceso a las reservas monetarias del Banco Central de Afganistán guardadas en cue

PAL