COVID-19

Muertes récord, por sobredois en Esados Unidos

Las cuarentenas y otras medidas debido a la pandemia dificultaron los tratamientos

MUNDO

·
Una madre deposita flores sobre la tumba de su hija, quien falleció a los 21 años por una sobredosis.Créditos: Foto: AP

Las muertes por sobredosis de drogas en Estados Unidos alcanzaron la cifra récord de 93 mil 331 el año pasado y superan en 29.4%, las 72 mil muertes por  esa causa en 2019, informó ayer el Centro para el Control y la Prevención Enfermedades (CDC). 

 El país ya sufría una epidemia de sobredosis, pero "el COVID-19 ha exacerbado enormemente la crisis", dijo Brandon Marshall, especialista en salud pública de la Universidad Brown que estudia las tendencias de ese fenómeno. “Es una pérdida sobrecogedora de vidas humanas”, acotó.

Las cuarentenas y otras medidas debido a la pandemia aislaron a los afectados por la drogadicción y dificultaron el tratamiento, según los expertos.

Los analgésicos de venta bajo receta fueron los primeros impulsores de la epidemia nacional de sobredosis, pero en años recientes los reemplazaron primero la heroína y luego el fentanilo, un opioide particularmente fuerte. 

El fentanilo de fabricación ilícita es responsable de 69 mil 710 muertes, pero de manera legal fue creado para tratar dolores intensos de enfermedades como el cáncer.

“El verdadero impulso del aumento de las sobredosis proviene de la oferta creciente de fármacos envenenados”, dijo Shannon Monnat, profesora de sociología de la Universidad de Syracuse que investiga los patrones geográficos de las sobredosis. 

No hay pruebas por el momento de que aumentó la cantidad de gente que consume drogas, dijo Monnat. Más bien, han crecido las muertes de personas que ya padecían la adicción. 

Algunas dijeron a su equipo de investigadores que la suspensión de los desalojos y la extensión de las prestaciones por desempleo les significó más dinero que de costumbre. Adicionalmente, señalaron que “cuando tengo dinero, me abastezco de mis drogas”, acotó.

Las muertes por sobredosis son sólo un aspecto del que fue el año más mortífero de la historia de Estados Unidos: más de 3.3 millones de decesos, incluidas 378 mil atribuidas al COVID-19.

AP y AFP 

dza