G7 impondrá impuesto de 15% a grandes empresas como Google, Apple y Amazon

Países del G7 llegan a un acuerdo "histórico" por un gravamen mínimo para las multinacionales 

G7 impondrá impuesto de 15% a grandes empresas como Google, Apple y Amazon
GRAN AVANCE. Ministros de Economía del G7 buscan que empresas paguen donde obtienen beneficios. Foto: AFP

Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países industrializados alcanzaron ayer un acuerdo histórico para aplicar un marco de impuestos a empresas multinacionales como Google, Apple y Amazon.

La medida podría recaudar cientos de miles de millones de dólares para ayudarles a hacer frente a las secuelas del COVID-19, el grupo de las siete grandes economías avanzadas acordó respaldar una tasa de impuestos mínima del 15% y que las empresas paguen más impuestos en los mercados donde venden bienes y servicios.

"Los ministros de Economía del G7 han alcanzado un acuerdo histórico para reformar el sistema fiscal mundial con el fin de adaptarlo a la era digital global", anunció el ministro británico de Economía, Rishi Sunak, tras presidir una reunión de dos días en Londres.

La reunión, celebrada en una ornamentada mansión del siglo 19, cerca del Palacio de Buckingham en el centro de Londres, fue la primera vez que los ministros de Finanzas se reunieron cara a cara desde el inicio de la pandemia.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo que el "compromiso significativo y sin precedentes" pondría fin a lo que llamó una carrera a la baja en materia de impuestos en el mundo.

Amazon y Google acogieron con satisfacción el acuerdo y Facebook dijo que probablemente pagaría más impuestos. Nick Clegg, vicepresidente de asuntos globales de Facebook y exviceprimer ministro británico, dijo: "Queremos que el proceso de reforma fiscal internacional tenga éxito y reconocemos que esto podría significar que Facebook pague más impuestos, y en diferentes lugares".

Pero algunos grupos de activistas condenaron lo que consideraron falta de ambición.

Por otra parte, los ministros también acordaron avanzar para que las empresas declaren su impacto medioambiental de una forma más normalizada, de modo que los inversores puedan decidir más fácilmente si las financian, un objetivo clave para Gran Bretaña.

Los países ricos se han esforzado durante años para lograr una forma de recaudar más ingresos de las grandes multinacionales como Google, Amazon y Facebook, que a menudo registran sus ganancias en jurisdicciones donde pagan pocos o ningún impuesto.

MAAZ


Compartir