NEANDERTALES

Encuentran en la cantera de Nesher Ramla, en Israel, vestigios de los primeros neandertales

Arqueólogos han investigado el lugar durante años y hallaron fósiles que datan de hace 130 mil años; podría comprobar un cruce étnico cultural con los homo sapiens

Los fósiles de la cantera de Nesher Ramla, en Israel, indican que son de un homínido neandertal que surgió ahí y emigró a Europa. Foto: Especial
Escrito en MUNDO el

La incesante búsqueda del origen del ser humano moderno, como hoy lo conocemos, siempre lleva a la pregunta ¿Dónde está el eslabón perdido? Planteada por científicos, arqueólogos, antropólogos y cualquier cantidad de especialistas en torno a este tipo de investigaciones, las mismas arrojan constantemente nuevas rutas que den pie a hipótesis como la que ha surgido recientemente.

Lo anterior, con el hallazgo de vestigios de homínidos que datan de 130 mil años de antigüedad, dando paso a la posibilidad de que estos pertenezcan a un grupo humano desconocido, cercano a los primeros neandertales.

Década de investigación, da resultados

Una cantera ubicada en Israel, llamada Nesher Ramla, fue el sitio donde se originó este suceso. Según explica una investigación, un grupo de arqueólogos comenzó a trabajar en la zona en 2010 con el fin de salvaguardar restos arqueológicos como huesos de animales y utensilios antiguos, mismos que podrían haber terminado destruidos. 

Ya en la tarea, los especialistas notaron que estos hallazgos podrían abrir una ruta nueva hacia los neandertales, ese homínido previo al homo sapiens que nos trajo hasta lo que hoy somos como especie.

Y es que, desde siempre, se ha pensado que los neandertales es una especie originalmente europea, que luego emigró y se encontró con los homo sapiens.

Surge el Homo de Nesher Ramla

A partir de esto, la investigación halló fragmentos de una mandíbula inferior y la parte de un cráneo, sin sexo aún definido. El estudio fósil abundó que no se conoce previamente un grupo como éste, por lo que se le bautizó como Homo de Nesher Ramla.

Según se ha informado, este espécimen habría habitado la zona hace 130 mil años, con una mezcla particular de rasgos más primitivos y dientes más evolucionados, cercanos al neandertal que habitó en Europa, derivando en colocarle como un pre-neandertal que, quizá, luego emigró de Medio Oriente a Occidente de Europa.

Se calcula que este homínido habría vivido cerca de 300 mil años y, por lo tanto, denota un hallazgo muy importante para arqueología y antropología moderna, puesto que tira por la borda la tesis que colocó al neandertal en Europa, precisamente en el Valle de Neander, cerca de lo que hoy se conoce como Alemania. 

Cabe destacar que las generaciones señaladas como Neandertal o Neanderthal, datan de hace 400 mil años y hasta hace 40 mil años, que se pierde su rastro, dando paso en este lapso a 6 o 7 generaciones de evolución.

Lo que presume el Homo Nesher Ramla, es que no haya surgido en Eurasia, sino en Medio Oriente, dando pie a su migración a zonas de Europa, con los neandertales clásicos, y Asia, con los denisovanos.

Hijos híbridos entre neandertales y sapiens

En la constante búsqueda de la evolución de los homínidos, se investiga el momento en que estos dos se encontraron para, como debió ser, mezclarse entre sí como especie teniendo sexo y dando pie a nuevos hijos híbridos de ambos.

Con el hallazgo de Nesher Ramla, se teoriza que este par se encontró constantemente hace, aproximadamente, 70mil años. Para explicarlo mejor, los genetistas han encontrado vestigios en el ADN de ambas especies que confirma la compatibilidad entre neandertales y homo sapiens, no sólo en sus genes y vestigios arqueológicos, también en sus hábitos y costumbres.

Para sumar a este punto, se estima que el intercambio de conocimiento entre estos homínidos fue común y fluido, dando paso a una evolución cognitiva y de comprensión de su entorno, uso de recursos y forma de vida, que se muestra en pinturas rupestres y antiquísimos utensilios avanzados para su época.

Nesher Ramla fue arrasado

Para rematar este importante suceso, la cantera de Nesher Ramla fue devastada por excavadoras de la fábrica de cemento a la que pertenece.

Aún con esto, la prehistoria y sus homínidos está ahí, posiblemente, esperando ser descubierta para dar mayor claridad de la evolución del ser humano que, cientos de miles de años atrás, abundó y avanzó en distintas direcciones según el orden geográfico se lo permitió.

 

Con información de El País

MAAZ