UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA

Universidad de California destaca a estudiantes latinos

El presidente de esta escuela dijo que en 2020, las solicitudes de este grupo subieron un 12%

MUNDO

·
VISIÓN. Drake precisó que la UC tiene 'más de un millar' de estudiantes hijos de padres migrantes. Foto: Especial

Cientos de mexicanos, incluso indocumentados y "soñadores", estudian en la Universidad de California, dijo su presidente, el doctor Michael Drake, al resaltar tanto su relación con universidades mexicanas como su preocupación por reflejar la población californiana.

"El año anterior tuvimos un aumento de más de 20 por ciento en las solicitudes afroamericanas, un aumento de alrededor de 12 por ciento en las solicitudes hispanas y latinas", dijo Drake en una conversación con El Heraldo de México.

Al menos uno de los nueve campus de la UC, como el de Riverside, tienen un alumnado que se acerca ya a 40 por ciento de hispanos, que en gran parte son los primeros de sus familias en llegar a la educación superior. La UC tiene unos 190 mil estudiantes en todo el estado.

El educador californiano precisó que la UC tiene "más de un millar" –sin entrar en detalles– de estudiantes hijos de padres indocumentados en el sistema, así como 113 mexicanos en programas de doctorado. 

De hecho, la Universidad de California encabezó un caso ante la Suprema Corte de Justicia para impedir que el gobierno estadounidense terminara con el programa de "soñadores" y su acceso a la educación. 

"Siempre hemos apoyado ese programa y seguiremos haciéndolo", dijo.

Drake participará esta semana en un diálogo con Enrique Graue, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, que el auspiciador Instituto Aspen, anuncia como un intercambio de ideas entre los líderes de dos de las universidades más importantes del mundo en torno a la educación postpandemia.

La relación entre ambas universidades data de 1910 y es, de acuerdo con Drake, una "asociación natural" para la UC. Tanto que ambas universidades produjeron más de 1,200 estudios conjuntos entre 2010 y 2020 y son parte de un diálogo Estados Unidos-México que incluye temas como energía. 

"Y ese era el objetivo de realmente buscar la posibilidad de crear un centro de investigación conjunto entre Estados Unidos y México", con socios que bien podrían incluir a la UNAM y otras 90 instituciones educativas con las que la UC tiene acuerdos.

"Compartimos ecosistemas", explicó Drake, que fue copresidente de la Iniciativa de Salud México-California y ha visitado varias veces el país.

En ese sentido, se refirió a la colaboración con el Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México) en torno a la pandemia de COVID-19.

México y Estados Unidos "compartimos tanto, compartimos personas, compartimos cultura, pero también compartimos el mismo ecosistema de muchas formas en que nuestros países están conectados. Por tanto, nuestras iniciativas de salud no deben conocer fronteras. Tienen que ser cooperativos, colaborativos y cooperativos en ambos lados de la frontera", subrayó.

Drake consideró a la UNAM como una de las universidades públicas "más prominentes del mundo", y consignó que la UC tiene más de 90 acuerdos y convenios con instituciones educativas mexicanas, incluso el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Pero la relación va más allá. Decenas, o cientos de mexicanos que trabajan en México forman parte de sus ex-alumnos, y decenas de mexicanos, incluso más de cien en niveles de doctorado, estudian en una institución considerada como HFI (Hispanic Friendly Institution-Institución Amigable con los Hispanos).

Por José Carreño Figueras

PAL