USA

Reina Isabel II: ¿Kate Middleton será la próxima REINA de Ingelaterra? Este será su FUTURO

Las reglas de sucesión se aplican en ella de una forma distinta, porque no tiene sangre real

Foto: AP
Escrito en MUNDO el

A pesar de que es una de las integrantes de la realeza más queridas en todo el mundo, y está casada con un príncipe, Kate Middleton no llegará a ostentar jamás el título de “princesa”, aunque sí podría convertirse en una reina.

A medida que los años pasan, es inevitable que las personas comiencen a pensar en cuál será el futuro de la monarquía inglesa, y uno de los nombres que más llaman la atención es el de la duquesa de Cambridge, quien parece tener todo para coronarse.

Sin embargo, el sitio British Heritage explica que, como no es una pariente directa de la reina Isabel II, solamente será coronada como “reina consorte”.

El portal aclaró que esto solamente significa que su corona, y la ceremonia de imposición, será mucho más pequeña que la de William, pero también se mudará con él al palacio de Kensington y deberá asumir las obligaciones que impone la realeza, así como podrá disfrutar de los beneficios económicos.

¿Por qué no será princesa?

De acuerdo con la BBC, en la familia real existen muchas reglas y protocolos sobre cómo debe ser llamado cada integrante. Y una de ellas dicta que, para poder recibir el título de princesa, es necesario que la mujer tenga un parentesco sanguíneo con la reina actual. Es por eso que, cuando se casó con el hijo de Lady Di, en 2011, el nieto de la reina Isabel II le otorgó uno de sus títulos reales, el de duque, dejando a Kate como la duquesa de Cambridge.

Sin embargo, cuando su marido suba de rango, es una tradición que la mujer adopte no solo el título sino también el nombre de su marido. Así que, si William llega a convertirse en príncipe de Gales, ella sería la princesa William, o simplemente la princesa de Gales. Y únicamente puede mantener su nombre de pila si se convierte en reina.

El diario Express destaca que, hay una gran confusión por el hecho de que a Diana sí se le llegó a llamar princesa, pero que en realidad este era simplemente el apodo con el que se conocía popularmente, aunque no era nadda oficial, pues no tenía sangre real.

acmg